Albert Rivera: la “gente desencantada” es el caldo de cultivo del populismo

Agencia EFE

Bogotá, 10 oct (EFE).- El presidente del partido español Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró hoy en Bogotá que “la gente desencantada”, especialmente entre la clase media, es el “caldo de cultivo” perfecto para los populismos.

Según afirmó Rivera en la XXIV reunión plenaria de la Fundación Círculo de Montevideo, “donde hay una clase media fuerte e instituciones fuertes difícilmente va a haber un movimiento populista”.

Subrayó además que “donde se limitan las posibilidades de la clase media tienes el caldo de cultivo para el populismo”.

Por eso, el líder político español pidió “atender más esas clases medias”, que a veces son “las gallinas de los huevos de oro” para el populismo.

Como ejemplo de las variaciones del voto, explicó que un millón de personas votaron en 2012 por el expresidente del Gobierno español Mariano Rajoy, miembro del Partido Popular (conservadores), y que en 2015 lo hicieron por Podemos (izquierda).

Según Rivera, es posible que ese millón de personas hayan “perdido su empleo”, trabajen por menos dinero, “se han mosqueado con la corrupción o han perdido su casa y han tenido que cerrar su negocio”.

Todas esas razones, que les afectaron en su condición de clase media, pudieron condicionar su voto, en opinión de Rivera.

Por eso, pidió a los gobernantes que tengan “el coraje político” de reconocer las situaciones y abordarlas de forma directa.

Con respecto a cómo acercar a los simpatizantes de los movimientos populistas, pidió aproximarse sin juzgar ni “despreciar a la gente que les vota”.

“Creo que no hay que juzgar, sino seducirles con razón y no con emoción (…) La batalla hoy está entre la esperanza y el miedo”, subrayó.

Rivera también aseguró que en la coyuntura actual es necesario “evolucionar” en todos los aspectos.

En este sentido, recordó que la Constitución española cumple 40 años y elogió lo que ha avanzado el país bajo la Carta Magna, pese a lo cual pidió que el país esté abierto a “evolucionar”, puesto que “todo se puede mejorar”.

“Está bien mirar al pasado para aprender, pero la obligación es evolucionar, entender las nuevas formas de la política y ver los nuevos problemas del siglo XXI”, pidió Rivera.

Como parte de los cambios que debe afrontar un país, está adaptarse a la globalización para que de ese modo se convierta en una ola a la que surfear “y aprovechar las oportunidades”. EFE