Alcalde de Quito invita a debate ciudadano sobre el uso de Uber y Cabify

Agencia EFE

Quito, 30 nov (EFE).- El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, invitó hoy a la ciudadanía a debatir sobre el uso de aplicaciones como Uber y Cabify y rechazó amenazas de taxistas de paralizar su actividad ante supuestos planes del Municipio de aumentar las licencias.

Rodas hizo esa propuesta en una rueda de prensa en la que criticó a la Unión de Taxis de la provincia de Pichincha, cuya capital es Quito, por pretender llevar a cabo paros y movilizaciones este viernes, aunque a última hora del jueves desconvocó esas medidas de protesta.

El gremio del taxi en la capital ecuatoriana justificó su intención de movilizarse por los supuestos planes de aumentar la cuota de taxis en Quito, si bien medios locales apuntaron a que la competencia planteada por informales y conductores afiliados a Uber y Cabify han llevado a los taxistas a amenazar con movilizarse.

Por la seguridad de los estudiantes, las autoridades educativas suspendieron las clases matutinas en todo el área metropolitana de Quito, decisión que se mantuvo pues la suspensión de la paralización se conoció poco después de las 22.00 hora local del jueves (03.00 GMT de hoy).

“Es entendible que por parte de la ciudadanía haya, no solamente indignación, sino también se hable de buscar una alternativa. Este tipo de actitudes chantajistas e irresponsables son las que generan malestar ciudadano frente al taxismo”, aseguró el regidor.

Y por ello consideró “que llegó la hora de debatir de forma seria, técnica, responsable la aplicación de nuevas formas de plataformas tecnológicas como Uber, como Cabify, entre otras”.

“Quiero invitar a la ciudadanía a debatir de forma seria, técnica y responsable la aplicación de nuevas plataformas tecnológicas que permitan generar competencia y, por lo tanto, elevar los niveles de calidad en el servicio que reciben los quiteños”, apuntó Rodas.

Recordó que la posibilidad de aplicar esas plataformas depende de una reforma de ley que debe tratar la Asamblea Nacional.

“Basta ya de seguir sometidos a las amenazas del taxismo y, sobre todo, de seguir recibiendo un servicio deficiente. Es hora de ir con la tendencia mundial, que no la podemos frenar, y generar un debate respetuoso, serio sobre esta alternativa”, insistió.

El alcalde reveló que han habilitado en la web de la Agencia Metropolitana de Tránsito la posibilidad de presentar denuncias sobre el mal servicio de taxis.

Por su parte, la Unión de Taxis de Pichincha rechaza los supuestos planes del Municipio de otorgar 13.000 nuevas licencias de taxis, cuando ya hay 16.000 activas, y argumenta que la ciudad no requiere de 29.000 vehículos para este tipo de transporte.

Pero Rodas aseguró que esas denuncias son meras especulaciones y que aún no se ha definido el número de cupos para el sector.

De su lado, la ministra del Interior, María Paula Romo, enfatizó hoy en una rueda de prensa que el Gobierno no permitirá la paralización de ningún servicio público y aplicará las sanciones determinadas en la ley, a quienes interrumpan el desarrollo normal de las actividades de los ciudadanos.

Ante la amenaza de paro, el Ministerio del Interior desplegó un operativo que se inició en la noche del jueves y contó con un contingente de 1.700 policías y la colaboración de 500 agentes de tránsito del Ayuntamiento.

Romo insistió en que el Gobierno mantiene una política de diálogo, concertación y acuerdos, pero subrayó que debe prevalecer el respeto a la ciudadanía.

Y recordó que así se pronunció el miércoles, el jefe de Estado, Lenín Moreno.

“Soy respetuoso de mis mandantes y siempre dialogaré con todos, escuchando diversos criterios, y propuestas diferentes. Pero, democracia y libertad no son derecho al desmán, mucho menos a la violencia y a la paralización de servicios públicos”, afirmó el mandatario. EFE