Inicio > Noticias > Internacional > Alcaldías en pugna en el oeste de Guatemala negociarán su límite territorial

Alcaldías en pugna en el oeste de Guatemala negociarán su límite territorial

Guatemala, 30 oct (EFE).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, aseguró este miércoles que las alcaldías de Nahualá y Santa Catarina Ixtahuacán, en el oeste del país, acordaron “pacificar” la pugna territorial que mantienen históricamente y que negociarán los límites territoriales que les corresponden.

En caso de no llegar a acuerdos, el mandatario estableció el 18 de noviembre como una fecha límite para definir el futuro de ambas entidades locales y adelantó que si persiste el desacuerdo el Ejecutivo presentará una iniciativa al Congreso para determinar los límites de cada municipio.

En una conferencia de prensa en la que participaron los ministros de la Defensa y Gobernación, Luis Ralda y Enrique Degenhart, el presidente aseguró que este día concluyó el estado de sitio que fue declarado el pasado 30 de septiembre, pero que no fue ratificado por el Congreso de la República.

Ralda esgrimió que a primera hora de este miércoles “finalizó el estado de sitio en los municipios” y que en estos 30 días “no hubo mayores incidentes”, por lo que subrayó que la población de ambas localidades “recibió con mucha alegría a las fuerzas de seguridad”.

Además, admitió que el Congreso no había ratificado la declaratoria de estado de sitio porque “no tuvo un pronunciamiento y mantuvo un silencio administrativo” y dijo que este mes las familias vivieron “una vida normal”.

Por su parte, Degenhart aseveró que en las diligencias participaron 300 agentes de la Policía Nacional Civil y otros 100 militares del Ejército en “operaciones en conjunto”, como la identificación de personas o búsqueda de ilícitos pero no fue hallado nada fuera de la ley.

El titular del Interior asintió que “el problema de fondo se ha resuelto” y matizó que hay “una solución y un producto establecido a través de las mesas técnicas” entre Nahualá e Ixtahuacán.

Morales destacó que fue elaborado un estudio paleográfico, histórico y “catastral”, con el que se encontró que hay un acuerdo suscrito entre las municipalidades en 1999, que fue ratificado en 2004, que establece la copropiedad de las tierras que ocasionaron en conflicto, las cuales originalmente eran privadas.

Las alcaldías se comprometieron en un acta a “sostener la gobernabilidad en ambos municipios, pues los alcaldes son los responsables de resguardar la paz”.

Degenhart instó a las comunidades a evitar “eventos de violencia nuevamente, previo a llegar a la fecha que los alcaldes se comprometieron”, y asintió que si no hay acuerdo será el Ejecutivo y el Congreso los encargados de determinar el límite de ambas municipalidades.

A pesar de que el pasado 17 de septiembre un grupo armado procedente de Nahualá llegó a Ixtahuacán a intimidar y provocar un enfrentamiento armado que dejó al menos dos muertos, Degenhart aseguró que aún continúa la investigación en conjunto con la Fiscalía y que no fue hallado el armamento utilizado en esa ocasión.

Ese mismo día, el historiador Diego Vásquez Monterroso comentó en sus redes sociales que el enfrentamiento “no es novedoso” debido a que los municipios se separaron en el siglo XIX, cuando uno de los habitantes de Santa Catarina Ixtahuacán que pastoreaba en las cercanías decidió “separarse de su lugar de origen y construir su iglesia”.

Pero pobladores de Santa Catarina Ixtahuacán alegan que “el terreno quebrado de la bocacosta impide establecer mojones definitivos” y que algunos de estos “cruzan poblados de un lado a otro, complicándolo todo”. EFE

%d bloggers like this: