Alerta PF sobre delito de sexting

En el artículo 202 del Código Penal Federal está tipificado como delito el tener imágenes de índole sexual de menores de edad, se califica como pornografía infantil, por eso aunque los jóvenes tengan ese tipo de imágenes de su pareja al ser menores de edad están incurriendo en un delito y hay sanciones fuertes, indicó Dolores Isabel Armenta, perteneciente a la División Científica de la Policía Federal.

Indicó que en la actualidad los jóvenes y adultos están siendo víctimas del sexting o sextorsión, al enviar textos, fotos o videos de tipo erótico y sexual, pues no se tiene la certeza hasta dónde podrá llegar ese contenido o con qué fin.

“El intercambio de imágenes de tipo sexual es algo que se está volviendo común, pues la mayoría de las personas cuenta con dispositivos móviles, pero no saben las consecuencias que puede representar, sobre todo del tipo social”, expuso.

Señaló que otra de las cosas que monitorea la Policía son los casos de bullying cibernético, esto se trata de prevenir y evitar para que pueda causar un daño como la muerte o agresión física de una persona o menor.

Reconoció que debe hacerse una regulación por parte de las autoridades para tipificar en materia de ciberseguridad, como sucede en Monterrey, pues no se puede castigar solo hasta que ocurra algo como las lesiones.

Isabel Armenta dijo que la mejor manera de prevenir es por medio de pláticas y conferencias, incentivar y promover en los cuidados la ciberseguridad, desde nivel básico a nivel superior, así como en dependencias de gobierno y asociaciones civiles.

Informó que esta es la cuarta jornada de prevención que se realiza de manera simultánea en diversos estados de la Republica, siguiendo con la campaña de Ciberseguridad que fue lanzada en marzo de este año por la Policía Federal y que ha llegado a Nayarit, Guanajuato, Tabasco, Veracruz, Baja California, Querétaro y Durango.

Dentro de la División Científica de la Policía Federal es donde se encuentra la unidad de Ciberseguridad, dentro de la  que se encuentra como base la Ciudad de México, donde se hace el monitoreo para detectar conductas delictivas en internet.

Una de las cosas que contribuyen en mayor medida al trabajo que realizan estos elementos es la denuncia por parte de los usuarios cuando detectan un perfil pornográfico, o archivos de carácter de índole sexual, por lo que intervienen para dar con los responsables.