Alianza de amor de Paola Anahí y Luis Ángel

  • En donde bendijeron su amor en el altar en compañía de familiares y amigos

Hace algunos días en una emotiva celebración eucarística la cual se enmarcó en el Templo de San Agustín, la encantadora Paola Anahí Rodríguez Obregón y el apuesto Luis Ángel Castañeda Martínez establecieron su pacto de amor eterno, el cual fue signado con la bendición de Dios y en donde juraron que “se amarán hasta que la muerte los separe”.

Durante la ceremonia la feliz pareja estuvo acompañada por sus respectivos padres, por parte de la novia los señores Aurora Obregón Betancourt y Armando Rodríguez Ruedas, y por parte del novio los señores Beatriz Martínez y José Ángel Castañeda, quienes se encontraban felices por el nuevo camino que emprenderán juntos sus hijos de ahora en adelante.

En esta ocasión fungieron como padrinos de lazo y arras los señores Usiel Salcido y Arisbeth Orrante; y los señores  Mali Marrero y José Ramón Martínez, los cuales se sintieron dichosos por la invitación a formar parte del cortejo nupcial.

Posteriormente la joven pareja escuchó atenta las palabras y consejos que les dio el sacerdote celebrante quien los invitó a fortalecer su amor, con respeto y confianza, e ir construyendo su amor día a día.

Toda vez que los jóvenes celebraron el ritual matrimonial mediante el cual se profesaron la promesa de amor y la sellaron con la entrega de los anillos y las arras, así como con la colocación del simbólico lazo, abandonaron el santo recinto en medio de aplausos que les brindaron los presentes, para dirigirse a su elegante recepción nupcial, la cual se enmarcó en el elegante salón social “Holiday Inn”.

En donde a los ahora esposos los esperaban invitados y familiares, con quienes celebraron tan especial suceso; el citado espacio fue vestido de comienzo a fin con una elegante decoración con flores, que dieron gran realce a la celebración y en donde Paola Anahí y Luis Ángel disfrutaron sus primeras horas de recién casados.

En esta ocasión se sirvió un delicioso banquete acompañado por una selecta variedad de bebidas, las cuales fueron preparadas para la gran celebración, donde todos los asistentes disfrutaron de una bonita velada.

Más tarde la feliz pareja pasó al centro de la pista para bailar su vals ya como marido y mujer, para dar paso al tradicional brindis donde todos levantaron sus copas por su próspero futuro juntos como marido y mujer.

¡Muchas Felicidades!