Alíev acusa a Pashinián de torpedear las negociaciones sobre el Karabaj

Bakú, 12 sep (EFE).- El presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev, acusó hoy al nuevo primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, de torpedear el proceso de negociación entre los dos países sobre la soberanía de la región separatista de Nagorno Karabaj.

“Es inaceptable la tesis de que Azerbaiyán debe negociar con las llamada república de Nagorno Karabaj”, dijo Alíev al reunirse en Bakú con el secretario general de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Thomas Greminger.

Esa postura, que pretende convertir en contraparte de Bakú a esa república azerbaiyana controlada por Armenia, demuestra que el nuevo líder armenio quiere minar el proceso negociador, denunció Alíev, citado por la web oficial de la Presidencia de Azerbaiyán.

El líder azerbaiyano dijo a Greminger que la OSCE debe reaccionar a las declaraciones de Pashinián, que también llegó a decir que los territorios de Azerbaiyán ocupados por Armenia “son parte de la República de Nagorno Karabaj”.

Antes de reunirse con Alíev, el jefe de la OSCE mantuvo otro encuentro con el ministro de Asuntos Exteriores azerbaiyano, Elmar Mamediárov, quién solicitó al organismo europeo incrementar los esfuerzos para resolver el conflicto del Karabaj.

Tras la reunión, Greminger recordó a los periodistas que el proceso de paz para la región separatista está en manos del Grupo de Minsk, en el que tienen presencia Estados Unidos, Francia y Rusia y en el que la OSCE media en las negociaciones entre Armenia y Azerbaiyán.

“Para lograr el arreglo se necesita el esfuerzo de todas las fuerzas políticas. Y confío en que el Grupo de Minsk también pueda hacer todo lo posible para esta causa”, recalcó el diplomático suizo.

El conflicto de Nagorno Karabaj se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando ese territorio azerbaiyano poblado mayoritariamente por armenios pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra que causó unos 25.000 muertos.

Armenia se impuso en el conflicto armado y ocupó además vastos territorios del país vecino, a los que denominó “franja de seguridad” y que unen el enclave de Karabaj con el suelo armenio. EFE