Almagro responde a Hernández sobre retomar diálogo entre Honduras y la OEA

Proceso Digital

Tegucigalpa, 29 ene (EFE).- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, le respondió hoy al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, su carta en la cual le pidió “retomar las mesas de diálogo” entre su país y el ente hemisférico “sobre temas de interés mutuo”.

“Acuso recibo de su nota de la fecha y tomo nota de sus contenidos así como del interés por los trabajos conjuntos entre la República de Honduras y la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA)”, subraya la carta de Almagro.

Añade que en ese sentido, “los compromisos adquiridos por Honduras en materia de democracia, en la Carta de la OEA, la Carta Democrática Interamericana y la Convención Interamericana contra la Corrupción, entre otros instrumentos, brindan el marco normativo para los trabajos conjuntos a ser realizados”.

Hernández le escribió a Almagro luego de que la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), de la OEA, denunció el pasado 24 de enero que una reforma a la Ley Orgánica del Presupuesto aprobada por el Parlamento es para “frenar” investigaciones sobre corruptela en el país.

El gobernante fundamentó su petición “en consideración al deseo del Gobierno de Honduras de obtener los mejores resultados de la cooperación con la Organización de Estados Americanos, y en función de los propósitos con los cuales Honduras ha suscrito compromisos internacionales en materia de lucha contra la corrupción”.

Esos propósitos son con el “fin de garantizar una oportuna prevención, detección y sanción de acciones ilícitas, conforme a la Convención Interamericana contra la Corrupción, y en concordancia con los propósitos de la carta Democrática Interamericana”, añade la misiva del presidente.

Almagro señaló que coincide con Hernández en “la importancia de profundizar, fortalecer e incrementar la presencia en el país de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad de Honduras (MACCIH), así como de sus capacidades en materia de investigación y sanción de actos ilícitos en materia de corrupción”.

“Del mismo modo, comparto que en caso de surgir objeciones por parte del Gobierno de Honduras respecto a los trabajos llevados a cabo por la MACCIH, las mismas deben ser dirimidas al amparo de lo establecido en los instrumentos jurídicos oportunamente firmados entre ambas partes”, añade la misiva del titular de la OEA.

También reiteró su “disposición de proceder a la brevedad inmediata a iniciar las conversaciones correspondientes para el establecimiento de los canales de trabajo conducentes a las acciones para el fortalecimiento de la institucionalidad democrática en el país y para las urgentes reformas electorales”.

“La Carta Democrática constituye la guía para las conversaciones correspondientes, a efectos de lo cual estaré designando en las próximas horas al responsable político por parte de la Secretaría General, así como al equipo técnico para acompañar los trabajos conjuntos”, concluye diciendo el mensaje de Almagro.

El presidente hondureño también se refirió en su carta a Almagro a “las diferencias surgidas” por la aprobación, el 18 de enero, en el Parlamento hondureño de la reforma del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República.

Las diferencias, indicó Hernández, deben resolverse en el marco de los procedimientos claramente determinados en el Convenio Suscrito entre el Gobierno de Honduras y la Secretaría General de la OEA para el establecimiento de la MACCIH en el país, en abril de 2016.

Además, siendo que ambas partes están comprometidas en la lucha contra la corrupción y la impunidad, Honduras considera que “toda controversia entre las partes, relacionada con la interpretación o con la aplicación del Convenio, debe de resolverse mediante los procedimientos establecidos en dicho Convenio”, subraya la misiva.

El vocero de la MACCIH, Juan Jiménez, denunció la semana pasada que la reforma aprobada por el Parlamento hondureño pretende “frenar las investigaciones presentes y futuras de aquellos altos funcionarios que se han apropiado de los dineros públicos”, lo que ha sido rechazado por el legislativo hondureño. EFE