Alto comisionado ONU pide en Libia alternativas a la detención de inmigrantes

 

Ginebra, 13 oct (EFE).- El alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, ha pedido al Gobierno libio que encuentre alternativas al confinamiento de inmigrantes y ponga alto a las detenciones arbitrarias que estos sufren, informó hoy su oficina.

Zeid efectúo este jueves una visita sorpresa de un día a Libia, la que no fue anunciada por razones de seguridad y durante la que se reunió con las más altas autoridades.

En esa jornada acudió a una de las principales prisiones del país y a un campamento de desplazados.

Durante la visita, el alto comisionado pidió explícitamente a las autoridades que se enjuicie a los responsables de los constantes abusos que se cometen en los lugares donde están confinados los inmigrantes, en condiciones de insalubridad y sin ninguna entidad que vigile el respeto de sus derechos.

En un comunicado difundido por la oficina de Zeid se afirma que el Gobierno libio le aseguró que uno de los centros de detención en la localidad mediterránea de Surman, donde se denunciaba que ocurrían abusos sexuales, ha sido cerrado, lo que la entidad todavía debe verificar.

De manera más general, Zeid pidió también al gobierno que elabore un plan de acción para acabar con las detenciones arbitrarias, el que podría incluir transferencias a prisiones bajo la gestión del Ministerio de Justicia y la liberación de aquellos que están mucho tiempo detenidos, pero contra quienes no se han presentado cargos concretos.

Ningún alto comisionado de derechos humanos, la máxima autoridad de la ONU en esta materia, pudo visitar Libia durante el régimen del coronel Muamar Al Gadafi (1969-2011) ni después de su muerte, que degeneró en un conflicto interno y en la partición del control del país entre dos campos rivales.

Los funcionarios con los que se entrevistó Zeid le expusieron las múltiples problemáticas que afronta Libia, tras años de violencia e inestabilidad, la ruptura prácticamente completa del Estado de derecho, la proliferación de grupos armados y una situación humanitaria cada vez peor.

El desplazamiento interno es otro grave problema en Libia, con cientos de miles de personas que sufren de esta situación, mientras que muchos servicios básicos han dejado de funcionar. EFE