Amaina en Cuba temporal de lluvias que dejó graves daños aún por cuantificar

Agencia EFE

La Habana, 30 may (EFE).- El temporal de lluvias que ha afectado a Cuba en los últimos días comenzó hoy a amainar mientras miles de personas permanecen evacuadas en la zona central de la isla por las inundaciones asociadas al paso cercano de la tormenta subtropical Alberto, que dejó múltiples daños aún sin cuantificar.

Cuatro fallecidos, cosechas en peligro, embalses y ríos desbordados, comunidades incomunicadas, viviendas con derrumbe total o parcial, carreteras cortadas, puentes colapsados y servicios de electricidad y agua interrumpidos son algunos de los efectos del inusual régimen de lluvias reportado para este mes de mayo en Cuba.

Las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus, Cienfuegos y Ciego de Ávila, en el centro del país caribeño, y las occidentales Matanzas, La Habana, y en especial Pinar del Río, resultaron las más perjudicadas por esta situación meteorológica anticipada a la nueva temporada de ciclones en el Atlántico que comienza el 1 de junio.

En Sancti Spíritus se han reportado numerosos estragos, con destrozos a 896 viviendas, 103 derrumbes totales y 140 parciales, según informó el periódico provincial Escambray.

En ese territorio se encuentra la presa Zaza, la mayor de Cuba, que acopió 1.174 millones de metros cúbicos de agua, el segundo acumulado más elevado desde 2002, cuando el embalse retuvo 1.293 millones de metros cúbicos, pese a que su capacidad de llenado está fijada en 920 millones de metros cúbicos.

En Villa Clara quedaron incomunicadas más de 50 comunidades y todos sus municipios reportan afectaciones, algunas derivadas de las malas condiciones de los viales debido a las inundaciones y las crecidas de ríos que han desplazado a unas 17.000 personas de sus hogares, de acuerdo con datos de autoridades de la Defensa Civil.

Además, datos preliminares indican que más de 1.000 viviendas sufrieron destrozos -99 por derrumbe total y 216 parcial, entre las que figuran 444 que ya habían quedado deterioradas por el huracán Irma cuando azotó la isla en septiembre pasado.

Hay además 23.000 hogares sin servicio eléctrico debido a las averías sufridas por 24 circuitos.

También en Ciego de Ávila, Matanzas y Pinar del Río resultan notables los daños, particularmente en cultivos de arroz, plátanos y tabaco que estaban listos para su cosecha y quedaron anegados por el evento meteorológico.

Aunque en las últimas horas han disminuido gradualmente las precipitaciones que afectaron desde el pasado fin de semana sobre todo en la región central cubana, los pronósticos meteorológicos para el próximo jueves todavía indican la ocurrencia de algunas lluvias en el occidente del país caribeño. EFE