América Belem Hernández Robles fue presentada ante Dios

  • Y lo celebró rodeada de sus familiares y amiguitos  con una divertida fiesta familiar

Luciendo un bonito vestido la bella pequeñita América Belem Hernández Robles fue  agasajada con múltiples muestras de cariño,  pues celebró sus  tres añitos de vida, motivo por el cual fue llevada para ser presentada ante  Dios, la cual llegó en brazos de sus amorosos papitos los señores Yesenia Robles y Marco Hernández, quienes contentos caminaron hasta el altar de la acogedora Catedral Basílica Menor.

En esta ocasión Ana Robles formó una parte esencial durante la ceremonia al tomar el papel como su madrina quien lució contenta por tan memorable invitación, además no dejó de llenar de apapachos a su ahijada.

Durante la misa el sacerdote celebrante habló de manera muy emotiva y se dirigió especialmente a los papás y a la madrina de América Belem, a quienes exhortó a ser cuidadosos con la educación y guía de la pequeña, apegándose siempre a los principios  de la religión.

Luego de que se hicieron las lecturas bíblicas el sacerdote le brindó la bendición a la pequeña, al igual que a todos los presentes, entre los que se encontraban su abuelita la Sra. Ana B. y su hermanito Marco Hernández Robles, así como tíos y primos.

Posteriormente a la ceremonia la cumpleañera junto a sus padres se dirigieron hasta su domicilio en done se llevó a cabo una  recepción familiar siendo este el lugar ideal para esta amena celebración, en donde ya la esperaban amigos y familiares para colmarla de bendiciones y muchas muestras de cariño durante la especial tarde.

Durante el festín el ambiente estuvo de lo más alegre en todo momento ya que niños y adultos se divirtieron a lo grande, disfrutando de entretenidas charlas, además de una deliciosa comida y algunos postres, sin duda alguna una magnífica convivencia pasaron todos los presentes.

La cual estuvo llena de diversión y la cual disfrutó la cumpleañera en compañía de sus primos y amiguitos quienes rieron y bailaron felices durante todo la tarde; antes de concluir la gran celebración todos se reunieron alrededor del hermoso pastel de cumpleaños, donde le entonaron las ya tradicionales Mañanitas, mientras América Belem apagaba sus tres velitas y pedía su deseo de cumpleaños el cual esperamos se le cumpla.

Muchas felicidades a la pequeña América Belem, por su presentación ante el Supremo y por su tercer aniversario de vida.