Inicio > Noticias > Internacional > Amnistía exige a Marruecos liberar a una periodista procesada por un aborto

Amnistía exige a Marruecos liberar a una periodista procesada por un aborto

Rabat, 6 sep (EFE).- La organización pro derechos humanos Amnistía Internacional exigió hoy a Marruecos “la liberación inmediata y el abandono de cargos” contra la periodista Hajar Raissouni, perseguida por someterse a un aborto y tener relaciones sexuales sin estar casada, cuestiones ambas castigadas por la ley marroquí.

La ley marroquí castiga con penas de entre seis meses y dos años de cárcel a la mujer que se somete a un aborto, mientras el médico que lo practica se arriesga a penas de hasta diez años de cárcel y de inhabilitación.

En un comunicado, la directora regional para Oriente Medio y el norte de África de AI, Heba Murayef, considera que el arresto de Raissouni y de cuatro personas más -el novio de la periodista y tres empleados de una clínica ginecológica- por este caso “es totalmente injusto, además de una indignante invasión de su intimidad”.

AI hace así referencia a que numerosos detalles médicos del supuesto aborto de la periodista, de 28 años, han aparecido filtrados a la prensa y fueron comunicados a la opinión pública por la propia Fiscalía “en sorprendente violación de su intimidad”.

Pero más grave es para AI el hecho de que las leyes marroquíes que criminalizan el sexo extramarital y el aborto “son una violación de los derechos de las mujeres, incluyendo los derechos a su autonomía corporal y personal, no discriminación, intimidad y salud”.

La ONG expresa además su “preocupación” por el hecho de que la reportera “haya sido perseguida por las autoridades en relación con su trabajo periodístico” y recuerda que el diario en el que trabaja tiene una línea opositora, además del hecho de que Raissouni se haya destacado últimamente por su cobertura del movimiento rifeño Hirak.

Hajar Raissouni y los otros cuatro acusados van a comparecer el lunes ante el Tribunal de Primera Instancia de Rabat. Ante la entrada hay convocada una sentada de solidaridad con ella.

El caso de la reportera ha despertado una oleada de solidaridad de periodistas y defensores de los derechos humanos en Marrecos. EFE