Ana Isabela Leyva Gutiérrez celebró sus tres añitos

Entre un sinfín de bendiciones y de apapachos fue como se vivió  la presentación ante el templo de la pequeña Ana Isabela Leyva Gutiérrez, para dar gracias a Dios por su tercer aniversario de vida.

La encantadora pequeñita se hizo acompañar de su madre la Sra. Verónica Leyva Gutiérrez, y por sus dichosos padrinos los señores Nacira Ruiz Ruiz y Gerardo Rodríguez Gurrola, los cuales la encaminaron hasta el altar del Templo de Santa Ana y la Sagrada Familia, y se comprometieron ante Dios a estar siempre al cuidado de su ahora ahijada y de guiarla siempre por el buen camino como lo indica la Iglesia Católica.

Durante el acto de fe el sacerdote celebrante pidió por la felicidad y bienestar de la pequeña Ana Isabella, así mismo todos los presentes prestaron atención al mensaje divino y elevaron sus plegarias por el bienestar de la pequeñita y de toda su familia.

Al culminar con la misa de presentación la festejada protagonizó una divertida fiesta, la cual fue organizada en su honor, hasta donde se dieron cita familiares y amigos para celebrar a lo grande este gran acontecimiento, con una hemos fiesta de cumpleaños la cual se desarrolló en un bonito salón de fiestas, “Malibú”.

En donde los presentes la pasaron fenomenal en un ambiente lleno de risas y mucha diversión, así mismo no pudo faltar un delicioso banquete  el cual se hizo acompañar de una  gran variedad de refrescantes bebidas, botanas y postres,  los cuales se prepararon para esta  gran celebración de cumpleaños.

Quienes estuvieron acompañando a la pequeña festejada fueron su hermana mayor la joven Sarahí Campillo Leyva, y sus abuelitos los señores Antonia Gutiérrez y Juan Antonio Leyva Díaz, quienes fueron de los primeros en felicitar a la pequeñita en este grandioso día el cual estuvo lleno de muchas sorpresas.

Uno de los momentos más esperados de la tarde fue cuando todos se reunieron alrededor de la linda festejada y de su delicioso pastel para entonarle Las Mañanitas mientras ella apagaba sus tres velitas con un tierno soplido.

Sin duda fue una linda  tarde la que vivieron familiares y todos los presentes, la cual estuvo  llena de agradables sorpresas.

Muchas felicidades para la linda pequeñita por sus tres añitos de vida y por su  presentación ante Dios y el templo.