Inicio > Noticias > Nacional > Ancira acuerda con Pemex pagar 219 millones de dólares para evitar juicio

Ancira acuerda con Pemex pagar 219 millones de dólares para evitar juicio

México, 9 feb (EFE).- El empresario mexicano Alonso Ancira, en prisión preventiva desde que fuera extraditado la semana pasada desde España, acordó este martes pagar 219 millones de dólares en concepto de reparación del daño a Petróleos Mexicanos (Pemex) para que la fiscalía no le lleve a juicio por lavado de dinero.

 

Ancira, conocido como el Rey del Acero, se encuentra en el Reclusorio Norte de Ciudad de México acusado de vender a la estatal mexicana en 2013 una planta de fertilizantes inservible a un precio mayor del que valía y causar con eso un daño al erario.

 

Según reporta la prensa local, el antiguo dueño de Altos Hornos de México (Ahmsa) llegó este martes a un acuerdo por 219 millones de dólares con el representante legal de Pemex para pagar por el daño ocasionado a la empresa estatal.

 

Tanto la Fiscalía General de la República (FGR) como el juez de control que lleva a cabo la audiencia del empresario deben ratificar todavía el acuerdo alcanzado este martes entre el acusado y Pemex.

 

En noviembre de 2020 trascendió que Ancira estaba dispuesto a pagar al Estado mexicano 200 millones de dólares a cubrir en cuatro años a cambio de no ser extraditado desde España, donde estaba detenido desde mayo de 2019.

 

La extradición a México desde Palma de Mallorca se consumó el 3 de febrero de este año.

 

La investigación contra Ancira se originó por una denuncia que Pemex presentó en marzo de 2019 “con motivo de una serie de delitos que motivaron un grave daño patrimonial a esa empresa”.

 

Los delitos que se le atribuyen están relacionados con la investigación en marcha de la venta, con un supuesto sobreprecio, de una planta de fertilizantes hecha a Pemex en 2013.

 

Según los investigadores, la venta de esa planta fue sellada con un sobreprecio de unos 500 millones de dólares por Ahmsa cuando Pemex era dirigida por Emilio Lozoya Austin, quien también se encuentra enfrentando un juicio en México.

 

Fuentes del Gobierno de México indicaron que la planta de fertilizantes no tenía un valor que superara los 50 millones de dólares, por lo que se considera que el sobreprecio afectó de forma negativa a Pemex, además de que todavía no funciona por estar obsoleta.

 

El auto judicial argumenta que Ancira cooperó en el blanqueo de capitales de Lozoya, “pagando por adelantado” para que cuando este fuera el director general de Pemex se procediera a la “adquisición de una empresa obsoleta e inoperativa por un precio tres veces mayor del que realmente vale en el mercado, perjudicando con ello, además, los intereses públicos”.

 

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho en diversas ocasiones estar a la espera de que Ahmsa o Ancira hagan el pago de los 200 millones de dólares de daños ocasionados en la administración federal anterior, encabezada por Enrique Peña Nieto, por la compra de la planta de agronitrogenados.

 

“Nosotros, lo que queremos es que se devuelva todo lo que se sustrajo del erario”, insistió este mismo martes el mandatario. EFE