Andorra reafirma en la ONU su compromiso con agenda de desarrollo sostenible

Yahoo Noticias

Naciones Unidas, 17 jul (EFE).- Andorra presentó hoy ante Naciones Unidas su trabajo en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y reafirmó el compromiso de toda su sociedad con esas metas internacionales.

El principado es uno de los 47 países que se somete este año a un examen voluntario sobre su cumplimiento con la llamada Agenda 2030, el gran pacto contra la pobreza y en favor del medio ambiente sellado por la ONU en 2015.

“Asumimos con determinación la Agenda 2030 porque constituye una pieza central de nuestra acción política y reiteramos nuestro firme compromiso en favor del desarrollo sostenible”, señaló en la presentación ante Naciones Unidas la ministra andorrana de Asuntos Exteriores, Maria Ubach.

Según destacó, ese compromiso lo comparten plenamente el Gobierno, las instituciones y el conjunto de la sociedad.

Las autoridades, destacó Ubach, han puesto en marcha ya numerosas medidas, incluido un trabajo de sensibilización de los ciudadanos que comenzó ya en 2015.

Además, el Consejo de Ministros ha decidido vincular sistemáticamente todas sus decisiones a uno o varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de forma que se conviertan en base de todas las acciones del Ejecutivo.

Las prioridades sectoriales de Andorra, explicó Ubach, son la educación, los grupos vulnerables y la protección del medio ambiente, que cubren una mayoría de los Objetivos de Desarrollo.

La ministra de Medio Ambiente, Agricultura y Sostenibilidad, Sílvia Calvó, presentó de manera más detallada algunas de las medidas impulsadas en el ambiento medioambiental.

Según dijo, Andorra está especialmente satisfecha con los resultados obtenidos hasta ahora en el Objetivo número 6, que se centra en la gestión de agua y saneamiento.

Calvó explicó que el 100 % de las aguas residuales del país están conectadas a la red de saneamiento y son tratadas en estaciones depuradoras.

“Para una población de casi 80.000 habitantes, la capacidad de depuración total es de más de 150.000 personas. Eso permite absorber los picos de contaminación debidos a los más de ocho millones de turistas acogidos cada año”, destacó.

Calvó señaló además la apuesta del país por las energías renovables y el desarrollo de un “nuevo modelo energético” bajo en emisiones de efecto invernadero con el fin de combatir el cambio climático.

También destacó el trabajo en el ámbito de la calidad del aire y en el del reciclado (con una tasa próxima al 50 por ciento), así como la protección de la biodiversidad.

Junto a las dos ministras, participó en la presentación el presidente de la Federación Andorrana de Montañismo, Jaume Esteve, en representación de la sociedad civil.

Esteve explicó a los Estados miembros de la ONU los esfuerzos que el esquí y los deportes de montaña están haciendo para garantizar un impacto mínimo sobre el medio ambiente.

Entre otras cosas, detalló medidas puestas en marcha en la prueba Font Blanca de esquí de montaña, calculando y compensado las emisiones de dióxido de carbono, poniendo en marcha un proyecto para eliminar los residuos plásticos o trabajando en el reciclado de deshechos.

Esteve defendió que la “sociedad civil debe ser un motor” para los Objetivos de Desarrollo y que debe animarse a las iniciativas deportivas a participar “plenamente” en su aplicación. EFE