Inicio > Noticias > Internacional > Anuncio de protesta estudiantil genera despliegue policial en Managua

Anuncio de protesta estudiantil genera despliegue policial en Managua

Managua, 9 sep (EFE).- Cientos de agentes de la Policía de Nicaragua se desplegaron la mañana de este lunes en la capital, Managua, ante el anuncio de una protesta estudiantil contra el Gobierno de Daniel Ortega, por una reducción de presupuesto a la Universidad Centroamericana (UCA).

Policías antimotines, agentes especializados en enfrentar a criminales, técnica canina, entre otros, ataviados con fusiles de guerra, se ubicaron en puntos estratégicos de Managua, desde tempranas horas de la mañana, aparentemente ante la protesta estudiantil.

La semana pasada los estudiantes de la UCA notificaron a la Policía que realizarían una marcha en Managua este lunes para exigir el desembolso de unos 2 millones de dólares que el Gobierno le ha quitado a la universidad, de casi 8 millones de dólares del Presupuesto General de la República que le corresponden por ley.

Aunque la UCA es una universidad privada administrada por los jesuitas, la legislación de Nicaragua le garantiza un presupuesto del erario público debido a su labor social, que se observa principalmente en becas para estudiantes pobres.

El despliegue de la Policía en Managua se corresponde con la orden de esta institución emitida hace un año, en la que prohíbe cualquier protesta contra Ortega, pese a las críticas porque la medida contradice la Constitución de Nicaragua.

Los estudiantes, tanto de universidades privadas como estatales, encabezaron las protestas masivas contra Ortega en abril de 2018, en las que murieron cientos de personas, incluyendo más de 60 alumnos de educación superior, secundaria y primaria.

A pesar del despliegue policial, los estudiantes de la UCA no han anunciado el abandono de su protesta.

El Gobierno aplicó la reducción del presupuesto para la UCA en un 26,7 por ciento luego de que sus estudiantes estuvieran entre los líderes de las manifestaciones masivas.

El 30 de mayo de 2018 la UCA sirvió de refugio a miles de personas que participaran en una multitudinaria marcha de apoyo a las madres de las víctimas mortales de la crisis, ante un ataque de paramilitares que incluyó a francotiradores y en el que murieron al menos 11 nicaragüenses.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha señalado al Gobierno como responsable de crímenes “de lesa humanidad” en el marco de la crisis, una cita que ha retomado la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), en su más reciente informe sobre Nicaragua.

Según la CIDH, la crisis ha dejado unos 328 muertos, aunque organizaciones locales cuentan 595, y el Gobierno reconoce 200. EFE