Apagón o corto circuito del viernes acabó con restaurante de los pescadores de El Palmito

El apagón o corto circuito del viernes pasado acabó con la pescadería de la comunidad de El Palmito, Indé, Dgo., la redujo a cenizas y es la única vía de ingresos para decenas o cientos de familias que viven precisamente de la pesca.

SOLO CENIZAS quedaron de la pescadería comunitaria.

Los afectados aseguran que tras el “apagón” ocurrido el viernes, vinieron varias sobrecargas que provocaron el incendio que destruyó totalmente el negocio de la comunidad. El único, por cierto, por el que sobreviven decenas o cientos de familias.

El ejido es el que explota la pesca en la presa de Lazaro Cárdenas desde hace años. Es su única fuente de ingresos, por tanto, las posibilidades de sobrevivir están reducidas a ceros.

Es que, además de los daños del negocio, ahora no tienen forma de seguir comerciando el pescado. Habrá que empezar a levantar el local, reponer los bienes dañados, y para eso se llevará tiempo, pero mientras, qué hacer…?

Obviamente, la comunidad ha iniciado trámites para demandar a la Comisión Federal de Electricidad y exigir la reposición de los daños, más los que se vayan encontrando, toda vez que de pronto se han quedado sin nada, sin la menor forma de sobrevivir.

Este lunes, una comisión de pescadores viajará a la ciudad de Durango a enterar a las autoridades estatales de lo ocurrido y pedir su auxilio para poder superar el mal momento, así como para que les ayuden en las gestiones ante la CFE, precisamente la Empresa de Clase Mundial que les ha arrebatado su única forma de sobrevivencia.

CLAMAN por ayuda pescadores de El Palmito.