Aplican más de 200 mdp en mejoras de escuelas

  • Falta de mantenimiento causa rezago en infraestructura educativa: Inifed

Por: Martha Medina

El mayor rezago que se tiene actualmente en materia de infraestructura educativa es resultado de la falta de mantenimiento a las escuelas durante muchos años y que ha causado el deterioro de las mismas, coincidieron el director general del  INIFED, Jorge Jiménez Alcaraz, y el gobernador José Aispuro Torres, durante un recorrido por instituciones de nivel superior para entregar obras por más de 200 millones de pesos.

Entrevistados al inicio de este recorrido, tanto el director del Instituto Nacional de la Infraestructura Educativa como el mandatario estatal puntualizaron que la suma de esfuerzos entre los gobiernos Federal, Estatal y municipales, permitirá avanzar en la atención del rezago que se tiene en cuanto a la infraestructura, al tiempo que se atienden nuevas necesidades que se tienen en las instituciones de nivel medio y superior.

En este aspecto, Jorge Jiménez Alcaraz puntualizó que para este año se tiene prevista una inversión del INIFED de aproximadamente 96 millones de pesos, los cuales se sumarán a las aportaciones estatales para distintos programas de infraestructura educativa, para sumar más de 150 millones de pesos.

Al mismo tiempo, reconoció que existe un fuerte rezago en cuanto al tema de infraestructura, el cual será posible superar con la suma de esfuerzos entre los distintos órdenes de gobierno, para señalar que este problema es el resultado de la falta de mantenimiento que se presentó durante muchos años en los planteles educativos, a lo cual hay que agregar las necesidades de conectividad tecnológica que se tienen actualmente, además de otros planteamientos como dar formación bilingüe en instituciones educativas de nivel medio y superior.

Con respecto a las demandas que se tienen para la construcción de nuevas escuelas, Jiménez Alcaraz puntualizó que se trata de un tema que ya se analiza, para dar atención a las nuevas necesidades que se tienen con respecto a la pirámide poblacional, la cual se modifica desde estos momentos, debido a que hay menos niños y más jóvenes y adultos, además de plantear la necesidad de prever necesidades educativas en el futuro, situación por lo cual ya se dialoga con la Secretaría de Hacienda para dar atención a este tema y se espera que en unas semanas más se autoricen recursos presupuestales adicionales para el tema de infraestructura educativa.

Por su parte, el gobernador del estado, José Aispuro Torres, se refirió también al rezago que se tiene actualmente en el mantenimiento de las escuelas, al recordar que en Durango existen aproximadamente 5,900 escuelas, las cuales requieren una serie de mejoras, remodelaciones, mantenimiento y ampliaciones en algunos casos,  para luego manifestar que durante un recorrido por algunas instituciones de educación superior se entregaron más de  230 millones de pesos en obras, como resultado del esfuerzo conjunto de los gobiernos estatal y federal.

Agregó que ya se dialoga con el director general del INIFED, para plantearle la situación en la que se encuentran muchas escuelas en la entidad, debido a la falta de mantenimiento que se ha dado por años, pues manifestó que “con las escuelas de todos los niveles en la entidad, sucede lo mismo que con las carreteras, pues se han construido muchas en el territorio estatal, pero no reciben el mantenimiento que requieren para mantenerse en buenas condiciones.

El mandatario puntualizó que en el caso particular de las escuelas que tienen más de 15 años en la entidad, ya presentan daños en los techos, en los pisos y en las instalaciones sanitarias, pues se encuentran en malas condiciones y es necesario cambiarlas. También destacó la inversión aplicada en el tema de infraestructura educativa en los dos años que lleva la administración estatal, la cual supera ya los 1,500 millones de pesos, además de que se atiende otro tema importante en las instituciones educativas, como es la instalación de domos en las escuelas, que ya no puede considerarse un lujo sino una necesidad en un estado como Durango, que tiene la radiación solar más elevada en todo el país, para proteger la salud y bienestar de las niñas y niños.