Inicio > Noticias > Internacional > Arabia Saudí ejecuta a una filipina declarada culpable de asesinato

Arabia Saudí ejecuta a una filipina declarada culpable de asesinato

Manila, 31 ene (EFE).- Una filipina de 39 años fue ejecutada esta semana en Arabia Saudí tras ser declarada culpable de asesinato bajo la “sharia” o ley islámica, informó hoy el Departamento de Asuntos Exteriores de Filipinas.

“Desde Exteriores lamentamos que no hemos podido salvar la vida de esta filipina después de que el Consejo Judicial Supremo Saudí clasificara su caso como uno en los que no aplica la fórmula del ‘dinero de sangre’ que contempla la sharia”, indicó Exteriores en un comunicado.

Según la ley islámica, la fórmula conocida como ‘dinero de sangre’ permite conmutar una pena capital si se paga a la familia de la víctima.

La filipina, ejecutada el martes, trabajaba como empleada del hogar en Arabia Saudí, donde hay alrededor de un millón de trabajadores emigrantes filipinos que a menudo sufren explotación, abusos y vejaciones por parte de sus empleadores.

Durante el proceso judicial, la embajada de Filipinas en Riad proporcionó a la acusada asistencia legal, mandó representantes a visitarla a la cárceles y mantuvo a su familia informada regularmente sobre los avances del caso.

Sin embargo, desde Exteriores no han facilitado información sobre quién fue la víctima del asesinato, ni cuándo o dónde se produjo el crimen, atendiendo la petición de privacidad de la familia de la acusada.

El pasado noviembre, Filipinas repatrió a Jennifer Dalquez, que trabajaba como empleada doméstica en Emiratos Árabes Unidos (EAU), tras ser absuelta de asesinato contra su empleador y salvarse de la pena de muerte.

Dalquez mató a su empleador en defensa propia cuando éste trató de violarla a punta de cuchillo y pasó cuatro años encarcelada.

Según datos de Exteriores, unos 3.000 filipinos abandonan su país cada día con contratos de trabajo temporales en el exterior, gran parte de ellos en países árabes donde las mujeres suelen ejercer de empleadas del hogar y los hombres en el sector de la construcción.

En torno a 10 millones de filipinos son trabajadores emigrantes en el exterior y el envío de sus remesas suponen más del 10 % del PIB filipino. EFE