Arde la Casa del Indígena y las cosas de 60 familias quedan reducidas a cenizas

Lo poco que tenían sesenta familias indígenas, que de todos modos es mucho, quedó reducido a cenizas al incendiase esta noche la Casa del Indigena ubicada en Alberto Terrones casi esquia con Paloma.

LLAMAS y más llamas.

Hacia las 20:30 horas se declaró el fuego en el refugio indígena en esta capital ubicado en la zona centro de la ciudad. Los propios indígenas y sus familias, como pudieron, escaparon de las llamas y en la apariencia, nadie resultó lastimado.

Otros se dieron a la tarea de rescatar de lo poco que poseían, lo posible, que no fue mucho, pero unos cuantos lograron salvar algo de sus propiedades como cobijas, ropa, enceres de cocina, etc., y ahora, en estos momentos, no saben dónde guardarlos o dónde asegurarlos. Los llevan en carruchas, triciclos, etc., y no saben a donde ir.

EL DESAMPARO de niños y adultos.

Los bomberos de Protección Civil del Municipio están aun en el lugar tratando de hallar explicación a tan grande conflagración y, aunque no queda del todo aclarado, los mismos naturales de Mezquital aseguran que todo empezó al arder uno de los árboles de la casa.

Ardió el árbol y pronto las llamas se extendieron a la casa causando estrago y medio.

Los bomberos llegaron rápido, según su director el Ing. Isreal Solano Mejía, pero unos cuantos pudieron movilizarse y proteger lo poco que poseían los autóctonos y sus familias, dado que en su mayoría eran cosas de madera, ropa y otros materiales fáciles de arder.

A DONDE IR.- A donde sea.

El funcionario asegura que se procuró en todo momento preservar la vida de las familias y como se pudo nadie quedó adentro y al final se logró el objetivo, toda vez que hasta este momento se tiene la idea de que nadie resultó lesionado, a pesar de que entre las 60 familias había numerosos menores de edad.

Insistimos, lo que tenían las sesenta familias, en su mayoría, se redujo a cenizas. Solo daños materiales hay que lamenar, pero las cosas se pueden recuperar, la vida no, y en la protección de la existencia de los indígenas se logró el objetivo.

Y AHORA la realidad triste.