Argelia aplaude la decisión de Macron y pide que se abran otros expedientes

Politico Europe

Argel, 13 sep (EFE).- Políticos y académicos argelinos celebraron hoy la decisión del presidente francés, Enmanuel Macron, de reconocer que las tropas francesas practicaron la tortura en Argelia durante la época del Protectorado y pidieron que se abran otros miles de la guerra colonial.

Macron admitió los abusos durante la visita que realizó el jueves a la viuda de Maurice Audin, un matemático que fue “detenido y torturado” por militares franceses en 1957, en plena guerra de la Independencia (1954-1962).

En declaraciones a la prensa, el ministro argelino de Asuntos para los Combatientes, Tayeb Zituni, calificó las palabras del mandatario francés de “paso positivo loable” e insistió en que “es una prueba de que habrá más reconocimientos”.

“Los crímenes perpetrados por las autoridades francesas contra los argelinos durante la era colonial no podrán ser denegados por los ingratos ,y haciendo caso omiso de historia”, declaró Zituni, citado hoy por la prensa local.

“Es un paso significativo. Este reconocimiento tiene un significado simbólico para Francia y Argelia y exige otros reconocimientos”, abundó el historiador argelino y profesor de la Universidad de Constantine, en el este de Argelia, Madjid Merdaci.

El caso de Audin, uno de los más misteriosos y famosos de la citada contienda, “nos recuerda que la guerra en Argelia estuvo marcada por torturas, desapariciones y masacres de civiles”, agregó el historiador

En la misma línea se pronunció su colega Mohamad Amer, para quien la importancia reside en que el reconocimiento del caso del joven matemático “permitirá abrir cientos de expedientes sobre aquellos que desaparecieron durante la batalla de Argel, que son muy numerosos”.

El optimismo de los historiadores argelinos se sostiene en que Macron asumió que la desaparición de Audin “fue posible por un sistema cuyo desarrollo permitieron los sucesivos gobiernos” franceses, conocido entonces como “arresto-detención”, que “autorizaba a las fuerzas del orden a arrestar, detener e interrogar a cualquier sospechoso”.

El jefe del Estado francés admitió, además, “en nombre de la República Francesa, que Maurice Audin fue torturado y luego ejecutado o torturado hasta la muerte por dos militares que lo habían detenido en su domicilio”.

Detenido en su casa en Argel el 11 de junio de 1957 por unidades paracaidistas, Audin, de 25 años, profesor asistente en la Universidad de Argel, fue acusado de acoger a miembros de la célula armada del Partido Comunista argelino.

Fue torturado varias veces en una villa de en el barrio de El Biar en la capital.

Tras diez días, las autoridades francesas dijeron a su viuda que Audin se había escapado y desaparecido durante un traslado, versión oficial de su destino hasta que el ex presidente François Hollande, afirmó en 2014 que Audin “no se escapó” pero “murió durante su detención”.

“Nunca había pensado en que este momento llegaría”, señaló su viuda a las preguntas de la prensa momentos antes de que llegara el presidente.

Macron pidió que se abran todos los archivos del Gobierno francés que tienen que ver con las desapariciones de la guerra de Argelia, para que puedan ser consultados libremente. EFE