Argentina investigará a Acindar por presuntas conductas anticompetitivas

BAE Negocios

Buenos Aires, 7 ago (EFE).- El Gobierno de Argentina anunció hoy que iniciará una investigación a la empresa Acindar, integrante del grupo multinacional ArcelorMittal, por presuntas conductas anticompetitivas en el mercado del acero no plano.

El Ministerio de Producción indicó en un comunicado que el secretario de Comercio argentino, Miguel Braun, instruyó a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) que inicie la investigación.

La decisión de Braun se basa en una investigación previa sobre el mercado de productos de acero no planos realizada por la CNDC entre abril de 2017 y junio pasado.

Según el comunicado, de esta investigación previa de la CNDC surge que Acindar “tendría una posición dominante en el mercado de aceros no planos y habría indicios de que podría estar abusando de dicha posición”.

De acuerdo a la información oficial, Acindar tiene una participación estable en la producción argentina de un 68 % promedio entre 2013 y 2016.

Los aceros no planos son un producto con fuerte incidencia en la industria de la construcción, destacándose las barras de acero para hormigón armado que representa alrededor de 40 % de las ventas de aceros no planos en Argentina.

La investigación previa de mercado de la CNDC, desarrollada durante catorce meses, se basó en información que se solicitó a las empresas y de trabajos de consultoría públicos, de entrevistas con actores del mercado y en investigaciones anteriores realizadas por ese organismo.

“De ahora en más, la investigación se enfocará en la actividad de Acindar y se iniciará la recopilación de informaciones de carácter no público de la propia Acindar y sus distribuidores, del resto de los proveedores de aceros no planos y de consumidores potencialmente afectados”, indica el comunicado.

Según señalaron las autoridades argentinas, la investigación buscará “constatar si hay o no abuso de posición dominante” por parte de Acindar.

En particular, se enfocará en “los contratos de distribución exclusiva que mantendría con los distribuidores, que podría dificultar la entrada de importaciones a menores precios, por la imposibilidad de acceder a gran parte de la red de distribución ya establecida o que dificulte a los distribuidores bajar sus precios”.

“El análisis podría derivar en multas y/o recomendaciones de medidas gubernamentales pro-competitivas, ambas tendientes a lograr precios competitivos en los aceros no planos utilizados en la construcción y en otras actividades económicas”, explicaron.EFE