Argentina presentará en el Congreso un Presupuesto “equilibrado” para 2019

Buenos Aires, 11 sep (EFE).- El Gobierno argentino y los gobernadores de las provincias se reunieron hoy para avanzar en la negociación por la Ley del Presupuesto Nacional del próximo año, que tendrá que debatirse y aprobarse en el Congreso, y destacaron el “diálogo” para generar un modelo de presupuesto “equilibrado”.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, adelantó que se busca “un presupuesto equilibrado en línea con los compromisos que asumió el país”, en una rueda de prensa ofrecida en Buenos Aires tras el encuentro, encabezado por el presidente argentino, Mauricio Macri.

Después de diferentes reuniones entre el Gobierno central y los representantes de las provincias argentinas, se halagó el diálogo y el consenso en la redacción del proyecto de Ley.

“El primer esfuerzo que nos planteamos que fue el de pasar de un déficit de 2,7 a 1,3 (%), lo definimos a través de una reducción o un esfuerzo fiscal por parte del Estado. La necesidad de acelerar el camino hacia el equilibrio en las cuentas públicas y de pasar del 2,7 al equilibrio fiscal nos obligó a pensar también en el lado de los ingresos”, agregó Frigerio.

Un “esfuerzo fiscal” que el encargado de la cartera de Interior espera que “impacte lo menos posible en el entramado productivo” de cada provincia y “sostener la reducción impositiva” a la que el Ejecutivo se comprometió en 2017.

El titular de Economía y Hacienda, Nicolás Dujovne, transmitió que es el “broche de un trabajo de tres meses” en el que el diálogo es un “plus”.

“No es un Gobierno buscando el equilibrio fiscal sino que es el sistema político de la Argentina, que está buscando el equilibro fiscal y se compromete con la responsabilidad de adaptarse a las nuevas circunstancias que estamos atravesando”, aseguró Dujovne.

El titular de Hacienda no quiso adelantar cifras antes de presentarlas en el Congreso, cuyo plazo legal de entrega culmina el próximo sábado.

Esta propuesta ayudará, según afirmó Gustavo Valdés, gobernador de Corrientes, para que las provincias tengan una perspectiva de lo que se va a emplear en ellas el año que viene.

Valdés instó a las provincias a preparar su propio presupuesto para “trabajar en conjunto”, antes de reconocer que “hay una crisis” pero que se está “afrontando entre todos”.

El gobernador de Salta, el peronista Juan Manuel Urtubey, hizo alusión a una Ley de Presupuesto que represente un “esfuerzo de sector público y privado” y pidió a las dos Cámaras un “consenso” para entender el Presupuesto como “una herramienta para que el poder Ejecutivo pueda trabajar el año próximo”.

Además hizo hincapié en que las cifras que desprenda la Ley generen “el mínimo impacto social posible”.

“No tener la ley sería un golpe institucional que no favorecería a nadie”, reclamó el representante de Neuquén, Omar Gutiérrez, e insistió en la necesidad de “un presupuesto justo y equitativo para que cada una de nuestras economías regionales se desarrolle”.

Macri aseguró la pasada semana que la aprobación de un presupuesto “más sano y confiable” y el acuerdo que se negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para acelerar el cobro de partidas del crédito aprobado en junio, pondrán de nuevo la economía en marcha tras los fuertes desequilibrios que ha generado la abrupta devaluación de la moneda nacional.

Hace apenas dos semanas el dólar alcanzó los 40 pesos, una caída de la divisa local que el mandatario reconoció que genera mayor inflación, un indicador que, de momento, acumula un 19,6 % hasta julio y un 31,2 % interanual. EFE