Armas y opioides afectan seguridad en el país

  • Ocasionan conflictos en zonas fronterizas: Renato Sales

Por: Martha Medina

Luego de señalar que Durango tiene muy buenas cifras en seguridad, el comisionado nacional en este tema, Renato Sales, puntualizó que en la situación que se presenta en el país influyen factores externos como la creciente demanda de opioides que se presenta en Estados Unidos, al igual que el flujo de armas proveniente del vecino país, que se reflejan en mayores conflictos en las zonas fronterizas, aunque también es necesario que en las entidades se trabaje en la justicia de lo cotidiano.

Entrevistado poco antes de asistir a la primera reunión de las zona noreste y noroeste de la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública que se realizó en esta ciudad, el comisionado se refirió a la situación que se presenta actualmente en la entidad con respecto a índices delictivos, pues dijo que las cifras de Durango son muy buenas, pues han disminuido claramente los homicidios dolosos y los secuestros, por lo cual manifestó que la meta es mantener esta tendencia, pues se trata de la misión de la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública.

Apuntó que en el tema electoral tampoco hay focos rojos, aunque manifestó que se trabaja en coordinación con las autoridades electorales para generar el clima propicio para el ejercicio de la libertad fundamental de los estados democráticos, como es la de emitir el voto.

Al mismo tiempo, con respecto a los temas que se trabajan en el tema de seguridad en Durango, puntualizó que se atienen los que tienen vinculación con la producción de amapola, que ha generado violencia en algunos puntos colindantes con Sinaloa, para luego manifestar que son problemas que también se dan en otras entidades y están relacionados con la demanda de opioides que existe en Estados Unidos, pues se trata de una situación que debe impedirse en coordinación con las autoridades norteamericanas.

Agregó que también es necesario  generar un grupo conjunto de atención para evitar el flujo de armas de la frontera norte hacia nuestro país. En ese punto, el comisionado Renato Sales puntualizó que ante los secretarios de Seguridad Pública, los procuradores, fiscales y también los gobernadores de los estados, existe una demanda para que se modifique la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, para lograr que la portación de armas de fuego para uso exclusivo del Ejército amerite prisión preventiva oficiosa.

“Creemos, seguimos insistiendo en que es necesario modificar la ley para posibilitar que estas personas no sigan su proceso en libertad”, dijo textualmente, para luego manifestar que una persona que transita en carretera con 10 armas largas, 7 barret y otras de características similares, no las va a utilizar para su seguridad.

Por otra parte, durante la inauguración de la conferencia, insistió en los dos factores externos que afectan el tema de la seguridad, como son la gran demanda de drogas opiáceas que se presenta en el vecino país del norte, así como el flujo de armas de alto poder hacia nuestro país, para luego señalar que también a nivel nacional es necesario que se atienda lo que se refiere a la justicia de primer piso, la cotidiana para sancionar las faltas administrativas, las de carácter cívico que luego se relacionan con problemas mayores en cuanto a seguridad, por lo cual es necesario fortalecer las acciones también en este renglón, pues recordó que lo que más preocupa a los ciudadanos es el impacto en la seguridad cotidiana.