Artesanos de Corredor Constitución no son duranguenses

Ante Cabildo se presentó un grupo de artesanos originarios de Durango y que tienen sus puestos establecidos conforme a la ley, así como comerciantes del Corredor Constitución, quienes pidieron se reubique a quienes consideran están invadiendo dicha zona, ya que para ellos es un trato desigual y de clara indulgencia, pues aseguran que ni son productos hechos por ellos ni son duranguenses que promuevan la cultura del estado.

Con clara molestia decidieron conversar con los regidores y con el alcalde, a quien ya le han hecho varios llamados para que regularice este tema, pues ya son varios los artesanos que dicen no quitarse, aunque se utilice la fuerza pública, cosa que rechazó rotundamente Alfredo Herrera, pues señaló que esa medida es la última instancia a la que se quiere llegar, pues en su gobierno no se trata a nadie con violencia.

“Nosotros llevamos años ahí, pagamos renta, permisos, incluso bajar muchas veces nuestros precios para poder vender, y vienen otros que ni siquiera son de Durango, con productos chinos, a ocupar nuestro espacio, eso no lo vamos a permitir”, dijo un comerciante del corredor.

Y es que aseguran que se sienten defraudados por el  gobierno, pues ven que se vela más por los intereses de estos comerciantes, que en su mayoría son del sur del país, de estados como Oaxaca, Chiapas y Veracruz.

Ya se les ha hecho el llamado para que se retiren pero se niegan, los inspectores municipales ya han tenido mucho diálogo, incluso se gastó en demasía el discurso, “parece que lo único que buscan es que haya violencia o golpes para que se vayan, ya se les han planteado lugares, se les ha dicho que se les  apoyará con puestos o carpas nuevas, pero se niegan, entonces qué buscan, violencia, así lo han dicho ellos, que solo a golpes con las autoridades se van a quitar”, externó el comerciante Vladimir R.

Por lo que los inconformes esperan que pronto se llegue a una solución, la cual respalde los intereses de los comerciantes locales, pues aseguran que ellos están actuando conforme a la ley, pagan sus impuestos y los permisos que tanto inspectores y protección civil les exigen para tener un local, con todas las normas requeridas, para que así no haya excusas de que no se les ayuda por no estar en regla.

 “Nosotros seguiremos trabajando y esperamos nos solucionen para que deje de verse feo el Corredor y los comercios locales, que sí pagamos impuestos y renta, tengamos el flujo de ventas habituales”, finalizó.