Inicio > Noticias > Local > Arzobispo en contra de legalización de marihuana

Arzobispo en contra de legalización de marihuana

El arzobispo de Durango, monseñor Faustino Armendáriz Jiménez, lamentó que las instituciones federales alienten iniciativas de legalización de drogas en lugar de crear lugares y espacios que ayuden a recuperarse de las adicciones, esto en torno a la posible legalización de la marihuana para uso lúdico; y fue enérgico al decir que la Iglesia está totalmente en contra de esta acción.

En diferentes ocasiones se ha dado a conocer la lucha que aún existe en la Cámara de Diputados, para poder legalizar la mariguana con fines medicinales, y en un futuro próximo, con fines lúdicos; sin embargo, la resistencia que se tiene tanto por parte de la sociedad, como de algunos funcionarios, al señalar que, con esta legalización se abrirán las puertas a drogas más dañinas, es aún más fuerte.

En este sentido, el arzobispo de Durango fue contundente al indicar que ellos no avalarán esta iniciativa de legalización, asegurando que están totalmente en contra, porque atenta contra la vida humana y el desarrollo social, generando una descomposición gradual y permanente entre la población.

Y aseguró que lo más lamentable en este tema, es que las instituciones federales estén alentando y proponiendo el legalizar las drogas; “es triste y lamentable ver que nuestras autoridades, en lugar de buscar un bienestar entre la población, promuevan que el consumo sea mayor, justificado y que en lugar de erradicar un problema que nos está dañando tanto en el ámbito social, como familiar, de salud y otros, se busque seguir avanzando”, dijo.

Aseguró que independientemente de esta circunstancia, es evidente que quienes en estos momentos se están viendo más dañados son los niños y adolescentes, ya que sufren la violencia de sus padres o tutores, viven en consumo en la casa y posteriormente ellos lo replican a su manera, pero sin la madurez y el conocimiento necesario sobre los daños colaterales y permanentes a los que se tendrán que enfrentar; “si ustedes van a un anexo, hay niños y es triste ver que en lugar de crearse espacios de recuperación de las adicciones, o de fortalecer y mejorar los ya existentes, sigan generando el propicio del consumo de ellas y ahora sí, sin un freno”, comentó.

Pero respecto también a si a raíz del consumo de las drogas se ha generado una pérdida de valores, monseñor Faustino Armendáriz aseguró que cada ser humano tiene sus propias responsabilidades y valores inculcados, pero también tienen la plena conciencia de elegir el camino que quieren seguir.

Para finalizar, aseguró que la Iglesia está en contra de la legalización de las drogas en general, mas no en contra de aquello que pueda ayudar a mejorar las condiciones de vida de las personas, así como el desarrollo e inclusión en la sociedad.

“Estamos en contra de todo aquello que atente con la vida del ser humano, que nos dañe en lugar de ayudarnos y que no genere un bienestar, todo debe de ser regulado en el caso del cannabis medicinal, tanto para la producción, venta y los pacientes, nada en exceso y todo debidamente vigilado por los especialistas, de ahí en más nosotros no avalamos ni aprobamos ningún consumo de drogas”, concluyó.

%d bloggers like this: