Inicio > Noticias > Internacional > Asia, el continente donde menos homicidios se cometen

Asia, el continente donde menos homicidios se cometen

Viena, 8 jul (EFE).- Asia tiene los índices de homicidios más bajos del mundo, apenas 2,3 homicidios por cada 100.000 personas al año, un dato que, comparado con las tasas del 25 en América Latina, hace de este continente un remanso de paz.

Así lo indica el Estudio Mundial sobre el Homicidio de 2019 publicado este lunes en Viena por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

Sin embargo, las cifras no son tan bajas en todo el continente.

En el sudeste asiático se dan enormes diferencias. La tasa de Filipinas (8,4), por ejemplo, es 42 veces más alta que la de Singapur (0,2).

El informe señala que Filipinas ha experimentado un fuerte aumento, en un cambio de tendencia que se cree relacionado con un aumento del crimen organizado, la violencia ejercida por grupos clandestinos que se toman la justicia por su cuenta y un incremento del terrorismo islamista.

Las tasas tan bajas de Asia se explican en que países muy poblados, como China, Japón y Corea, presentan índices por debajo de un muerto por cada 100.000 personas al año.

¿El secreto? Una política de modernización con un énfasis en los logros educativos y una cultura que premia la planificación a largo plazo, según la ONUDD.

De hecho, el informe pone a Singapur como ejemplo de éxito en la lucha contra la violencia homicida, en comparación con Jamaica.

Tras su independencia del Imperio Británico a principios de la década de 1960 los dos países tenían índices socioeconómicos, sistemas políticos y tasas de criminalidad similares.

En 2017, Singapur tuvo una tasa de homicidios del 0,2 y Jamaica del 57.

¿Qué ha ocurrido en esos 60 años? En el país asiático se creo un modelo de control de la corrupción, inversión en sanidad, educación y vivienda pública, mientras que en Jamaica se estableció un sistema clientelar, con violencia política y la presencia de “padrinos”, de los que surgieron luego grupos de narcotráfico.

En África, por otra parte, dos países, Nigeria y Sudáfrica, se reparten casi la mitad de los crímenes homicidas del continente.

En el caso de Nigeria, con datos poco fiables, juegan un papel los ataques de la milicia yihadista Boko Haram, mientras que Sudáfrica destaca por ser uno de los países más violentos del mundo, con una tasa de 30 homicidios por cada 100.000 personas.

La buena noticia: se ha reducido mucho desde las cifras de 70-80 registradas a inicios de los años noventa del siglo pasado. La mala: en el último lustro está volviendo a subir. EFE