Aspersores hechos en casa ayudan al riego eficiente en el campo colombiano

Agriculturers.com

Pasto (Colombia), 21 feb (EFE).- Jorge Cuevas sostiene en su mano siete aspersores, cada uno distinto, uno con un tapón de botella, otro con un cierre de un bote de pegamento, pero todos caseros y de un coste mínimo, para regar de la forma más eficiente posible.

Estos “microaspersores” son el objetivo final de uno de los diez proyectos del Laboratorio de Innovación Ciudadana para la Paz que desde hace una semana se celebra en Pasto, capital del departamento colombiano de Nariño, y diseña soluciones concretas a problemas de la comunidad de la zona.

“Son aspersores caseros de bajo coste y la idea es poder llegar a todas las partes de Colombia, a las fincas donde no se hace un riego no indicado o sale muy caro”, contextualiza Jorge Enrique Cuevas, integrante del proyecto.

Cuevas insiste en el bajo coste de una tecnología que quieren hacer lo más accesible posible.

“Los microaspersores se hacen con cosas que tenemos en la casa, pedazos de tubo, un lapicero, alambre y puntillas”, explica.

Por su lado, el responsable de la finca y también colaborador del proyecto, Mauricio Moncayo, asegura que los dispositivos le irán “muy bien a la comunidad” a la que pertenece.

Moncayo comenzó años atrás una transformación en su cultivo para hacerlo ecológico y destaca el uso “eficiente” que, con estos aspersores, se le dará a la poca agua que hay en la región.

“Hasta ahora el uso del agua era muy alto y el trabajo era muy duro, tardábamos de cinco a ocho días en regar toda la finca, ahora con los aspersores con un solo tanque vamos a poder regar todo”, explica.

A juicio de Jesús Antonio Díaz, miembro del proyecto, esta instalación contribuirá a la construcción de paz en las zonas rurales puesto que intenta evitar la despoblación de la sierra.

“Creemos que la paz en los campos colombianos se realiza evitando el desalojo de la sierra, porque muchas veces nuestros campesinos buscan la ciudad por falta de oportunidades y con estos sistemas buscamos incrementar su ganancia”, considera.

Al igual que el resto de proyectos del Laboratorio, los integrantes de “microaspersores” han trabajado junto a la comunidad, en concreto con adolescentes de la zona en el que están instalando los dispositivos.

“Nosotros venimos con un conocimiento, pero también queremos que los campesinos nos den sus propias ideas para poder diseñar el mejor sistema”, añade al respecto. EFE