Atendidas 3 mil mujeres por violencia

  • Principalmente por agresiones de su pareja: IEM

Por: Martha Medina

Actualmente el Instituto Estatal de la Mujer atiende a cerca de 3 mil usuarias que han acudido a solicitar ayuda por tener problemas relacionados con la violencia de género, principalmente al interior del hogar, informó la directora de la institución, Laura Elena Estrada, quien puntualizó que estas cifras indican no tanto un aumento en este problema, sino en las denuncias ante este problema.

Agregó la funcionaria que solamente durante el primer trimestre de este año el Instituto atendió 600 casos nuevos de violencia contra las mujeres, los cuales iniciaron cuando las víctimas acudieron a esta dependencia a solicitar ayuda debido a los problemas que venían enfrentando desde hace tiempo al interior del hogar.

Estos casos, añadió Laura Elena Estrada, se sumaron a los que se atienden desde el 2017, pues recordó que ayudar a las mujeres que sufren de violencia implica todo un proceso que inicia cuando se recibe una llamada de auxilio, o cuando una víctima llega a las oficinas del Instituto, donde la espera personal especializado que brinda atención inmediata de acuerdo a la situación que presenta en ese momento.

De acuerdo al problema que plantea la mujer que sufre violencia, se le brinda terapia de contención y en caso necesario se le canaliza al Centro de Justicia para Mujeres o incluso al refugio que hay en esta ciudad, cuando su situación así lo amerita; en caso de no ser así, luego de que se entrevista con personal del Instituto Estatal de la Mujer, se le brinda primero terapia sicológica encaminada a lograr su empoderamiento y posteriormente, se le acompaña en caso de que dedica iniciar presentar una denuncia contra la persona que la maltrató, o bien cualquier proceso de carácter judicial que se requiera.

En estos momentos, el Instituto atiende 2,914 casos de violencia en contra de las mujeres, a las cuales les brinda tanto apoyo terapéutico a ellas y a sus hijos, como asesoría y acompañamiento jurídico lo mismo si proceden contra su agresor, que para tramitar un divorcio y el pago de pensión alimenticia para los menores de edad, agregó la directora, al señalar que a pesar de que se tiene la posibilidad de dar toda esta ayuda, en una primera etapa el esfuerzo se concentra en darles a las víctimas la terapia que requieren para tomar conciencia sobre la situación en la que se encuentran y la necesidad de empoderarse, para que posteriormente puedan tomar las decisiones que consideren necesarias, pues recordó que aunque muchas de las usuarias después de recibir terapia deciden iniciar procesos legales, otras desisten y regresan con su pareja.