Atendidos por desnutrición 900 pacientes al mes

Emilio Arreola Cháidez, titular de la Dirección Municipal de Salud Pública, indicó que a la fecha la dependencia a su cargo cuenta con un padrón de cerca de 900 personas atendidas cada mes en los Centros de Desarrollo en las colonias y en las ferias de salud que muestran algún grado de desnutrición, misma que se presenta por diferentes motivos.

Detalló que el departamento de Nutrición y Salud Alimenticia de la dependencia realiza recorridos mensuales en colonias de la ciudad capital con la intención de brindar atención de calidad y calidez a los adultos mayores, lactantes, adolescentes, menores de seis años y mujeres embarazadas con algún grado de desnutrición, desarrollando actividades propias del programa.

Indicó que diariamente se les hace un chequeo general en donde se les pesa y mide en las colonias programadas por la propia instancia; a cada paciente se le entrega de manera mensual un paquete de suplemento alimenticio a base de amaranto y maíz que posee los nutrientes necesarios para lograr que la persona llegue al peso ideal y busque seguir con los buenos hábitos.

El funcionario explicó que a estas personas se les da seguimiento de manera periódica y son dados de alta una  vez que llegan a su peso; “una buena alimentación es la base de una vida sana, es por ello que la actual administración municipal le apuesta a la prevención en el tema de salud, dando prioridad a los extremos de la vida que son niños y adultos mayores”, dijo.

Ahondó en que durante los últimos meses del 2015 y lo que va del 2016 se han realizado más de mil 100 detecciones de sobrepeso y obesidad, se han repartido más de mil 300 paquetes de suplemento alimenticio y se han otorgado más de 170 pláticas nutricionales a padres de familia, además que se ha proporcionado ayuda de nutriólogos y trabajadores sociales de manera gratuita.

En cuanto a las actividades referentes a los padres de familia, Arreola Chaídez aseveró que se les brindan pláticas de higiene, nutrición y salud, mientras que a los niños se les proyectan películas referentes al cuidado de la alimentación, esto con la intención de llevar una formación alimenticia adecuada desde temprana edad, creando hábitos saludables que se fomentan en familia.