Aumenta atención de males estomacales en HMN

La demanda por padecimientos gastrointestinales en el Hospital Municipal del Niño se ha incrementado en la última semana principalmente en el tema de diarreas, que acapara hasta un 40 por ciento de las atenciones médicas brindadas en el nosocomio, habiéndose reducido el número de casos de enfermedades respiratorias de manera considerable.

De acuerdo a lo que reporta la administración del nosocomio de manera diaria se realizan hasta 120 consultas de las cuales en un 40 por ciento se llevan a cabo en relación a males gastrointestinales y una tercera parte tienen que ver con infecciones respiratorias agudas, siendo el resto de las atenciones por motivos varios que incluyen enfermedades crónicas y lesiones.

Y es que con el incremento en las temperaturas propio de la temporada la curva de enfermedades se ha invertido y los males respiratorios han dejado de ser el principal motivo de consulta para dar paso a infecciones gastrointestinales, principalmente diarreas en lactantes mayores y edad preescolar, es decir, niños de 5 meses hasta los 5 años, disminuyendo en lactantes menores.

El principal motivo para que esta situación se presente deriva de que, con el eventual aumento de las temperaturas que se presenta en esta temporada, las enfermedades estomacales se acentúan sobre todo cuando no se llevan a cabo las medidas higiénicas básicas en el manejo, preparación y consumo de alimentos destinados para los infantes, además de los rotavirus.

Dentro de los riesgos que existen cuando un menor contrae una infección estomacal se encuentra que baje drásticamente de peso y se deshidrate, por lo cual se le pide a los padres ser sumamente cuidadosos de la higiene suya y la de sus hijos, así como a aprender la forma correcta de manejar los alimentos perecederos y atender de inmediato cuando se presenten síntomas de infección.

Actualmente el Hospital Municipal del Niño registra entre un 40 y 50 por ciento de ocupación diaria en trabajo de piso y 15 por ciento en el área quirúrgica, en donde un 30 por ciento de las atenciones se destinan a motivos varios como lesiones, cirugías menores y otros tipos de infecciones, atendiendo a personas tanto de la capital como provenientes de otros municipios.