Aumentan solicitudes para comercio ambulante previo a vacaciones

El comercio informal y el ambulantaje es un problema que ha repercutido en la saturación del centro histórico de la capital, pues lejos de disminuir cada vez es más notable su presencia en las principales calles, lo cual hace que los locales formalmente establecidos se vean obligados a sacar su mercancía a las banquetas, obstruyendo el paso peatonal, creando doble inconveniente para las autoridades.

Inspectores municipales han mencionado en reiteradas ocasiones que la temporada en la que se incrementa el negocio informal es antes de las vacaciones de verano. Por lo que han sugerido que los interesados acudan a las instancias correspondientes a informarse y solicitar los permisos adecuados para la venta en la vía publica.

En la Comisión de Actividades Económicas señalaron que es en el periodo previo a la temporada de vacaciones y a la Fenadu que las solicitudes para aperturar comercios o la instalación de los mismos en la vía pública aumentan de manera considerable, 35 por ciento de las que habitualmente se reciben.

En este sentido mencionaron que cada una de las solicitudes se valoran, además de que no descartan que conforme avancen los días y semanas se vayan multiplicando, por lo que es primordial dictaminar el estatus a cada una de ellas con antelación, para que así no se acumulen antes del inicio del verano.

Hasta el momento las que se han revisado, expresaron, tienen el común denominador  de que la mayoría son para el centro histórico y otras para las afueras de las instalaciones de la feria, de las cuales alto índice son rechazadas, pues en el primer cuadro de la ciudad no se han otorgado permisos para ningún puesto o comercio, así como la negativa para quienes busquen vender de manera ambulante.