Aumento a transporte, una puñalada por la espalda

El incremento que se autorizó a las tarifas del transporte público urbano es una puñalada para los duranguenses porque afectará todavía más su economía, además de tratarse de “una decisión que se tomó en lo oscurito y a escondidas”, dijo el diputado Rigoberto Quiñones, mientras que por separado, la legisladora Gina Campuzano reconoció que se trata de una medida que golpea el bolsillo de las familias.

Al referirse al incremento en las tarifas, el diputado Quiñones puntualizó que “nos madrugaron a los duranguenses”, para luego manifestar que lo acordado en lo oscurito y a escondidas siempre es malo, como sucedió en el tema mencionado, el cual se analizó de ésta manera con el respaldo del gobernador del estado, así como de la Subsecretaría de Movilidad y Transportes del Estado, para luego ejecutarla de manera sorpresiva para los ciudadanos, como se ha hecho anteriormente.

Añadió que en temas como este, el gobernador del estado tiene la oportunidad de mostrar el cambio que se ofreció a los duranguenses, quienes exigen de su gobierno que no mantenga las mismas prácticas que en su momento aplicaron administraciones emanadas del Partido Revolucionario Institucional.

“Se trata de un gobierno emanado del Partido Acción Nacional, que debe actuar de una manera diferente”, dijo textualmente el legislador, al manifestar que se trata de una medida que afecta directamente la economía de muchas familias que ya en estos momentos batallan para poder cubrir el gasto que realizan en camiones, pues el incremento autorizado fue del 18 por ciento, que de ninguna manera está acorde con la situación que se vive en estos momentos.

Ante esta situación, puntualizó que debe plantearse un subsidio por parte del gobierno estatal que absorba el incremento que se autorizó, para que no sean las familias con menos recursos económicos las que, como siempre, tengan que pagar los platos rotos, para luego señalar que aunque decidió realizar un pronunciamiento sobre este tema en la sesión ordinaria del Congreso del Estado, extrañamente quedó fuera de la orden del día, como ha sucedido cuando ha presentado otros temas polémicos.

Por su parte, la diputada Gina Campuzano manifestó que aunque se esperaba un incremento en las tarifas del transporte público, el aumento que se autorizó viene a golpear la economía de las familias, a pesar de que se logró mantener las tarifas preferenciales sin cambio alguno, además de manifestar que aunque solicitó participar en la reunión del Consejo Consultivo donde se analizaría este tema, no fue invitada.