Aumento salarial depende de capacitación y productividad

salarios-para-empledosEl tema de los salarios que se pagan actualmente en la entidad y la posibilidad de que se incrementen, depende básicamente de lograr un aumento en la productividad de las empresas, en el que influirá la capacitación de los trabajadores, afirmó el secretario del Trabajo y Previsión Social, Adrián Valles Martínez.

Al referirse a señalamientos en relación al tipo de empleos que se generan actualmente en la entidad, debido a que se trata de espacios laborales en maquiladoras y con sueldos bajos, el funcionario puntualizó que se trata de una situación que corresponde al segundo reto que se tiene actualmente en relación con el trabajo.

Manifestó que desde el inicio de la actual administración, las acciones en lo que se refiere al trabajo se enfocaron hacia la atención al primer reto en el este renglón, que fue la generación de nuevos empleos que permitieran dar atención a la demanda que se tenía en la entidad.

Agregó que se realizaron esfuerzos que dieron como resultado un crecimiento en el tema del empleo, que se traduce en la cantidad de espacios laborales que registraba el Instituto Mexicano del Seguro Social en el año 2010 y que era de 180 mil trabajadores afiliados, el cual pasó durante el primer bimestre de este 2016, a más de 228 mil.

Estas cifras reflejan un crecimiento superior a los 47 mil nuevos empleos formales en la entidad, con lo cual se logró dar respuesta a la demanda de los duranguenses al inicio de la administración estatal, y que permite ahora enfocarse también a un segundo reto en el aspecto laboral de toda la entidad, como es el tema de mejorar los salarios que perciben actualmente los trabajadores.

Reconoció que aunque existe una demanda en este sentido, se trata de un aspecto que resulta un tanto complejo, pues los salarios no pueden incrementarse por decreto gubernamental, sino como resultado de un crecimiento en la productividad de las empresas, tarea que involucra también a los trabajadores y las empresas, pues los primeros requieren una mayor capacitación para elevar la competitividad de las segundas.

Puntualizó que se trata de la única opción que se tiene para que los trabajadores vean reflejado un incremento en sus percepciones, aunque lograrlo plantea un proceso que llevará tiempo.