Australia incide en el retroceso democrático de Camboya a pesar de elecciones

Noticieros.televisa.com

Bangkok, 30 jul (EFE).- La ministra australiana de Exteriores, Julie Bishop, denunció hoy el retroceso democrático de más de 25 años tras las elecciones celebradas la víspera, en las que arrasó el gobernante Partido del Pueblo de Camboya (PPC).

“El proceso electoral, en el que se incluye la disolución del opositor Partido para el Rescate Nacional de Camboya (PRNC), la detención de su líder y la prohibición de participación política por cinco años de sus representantes, ha retrocedido en más de 25 años el progreso hacia la democracia de Camboya”, expresó Bishop.

El Ejecutivo australiano, en un comunicado, le ha hecho llegar su “preocupación” al Gobierno camboyano sobre lo sucedido.

“Australia está decepcionada de que los camboyanos no hayan podido elegir libremente a sus representantes”, incide la ministra a la par que pide a Phnom Pehn “tomar medidas para permitir un debate político libre y abierto sin violencia ni intimidación”.

Según los resultados preliminares, el PPC liderado por el primer ministro Hun Sen se ha impuesto en todas las 25 provincias del país con más del 80 por ciento de los votos válidos emitidos.

El veredicto de las urnas permite alargar cinco años más el mandato de Hun Sen, quien ostenta el cargo desde 1985.

Más de 8,3 millones de camboyanos estaban llamados a las votar en estas elecciones a las que se presentaban otras diecinueve candidaturas, la mayoría creadas los últimos meses, entre las cuales no estaba el Partido para el Rescate Nacional de Camboya.

Esta formación, que en 2013 obtuvo casi la mitad de los votos y en los comicios locales de junio de 2017 volvió a amenazar la hegemonía del PPC en las urnas, fue ilegalizada en noviembre por el Tribunal Supremo.

La medida culminó una ofensiva judicial instigada por el gobierno que llevó al encarcelamiento del líder opositor y la huida al exilio de un centenar de sus dirigentes, y que se extendió a la sociedad civil y prensa independiente.

Estados Unidos, la Unión Europea, la relatora de la ONU y varias ONG cuestionan la limpieza de la votación, acusaciones que el presidente de la comisión electoral camboyana ha rechazado.

Las elecciones fueron las sextas desde que la ONU organizó la primera votación democrática en 1993, dos años después de los acuerdos de paz que pusieron fin a más de dos décadas de guerra civil entre varias facciones, entre ellas el Jemer Rojo. EFE