Australia no está preparada para una ciberguerra, según un informe

1361634418_422663_1361650617_noticia_normalSídney (Australia), 19 ene (EFE).- Australia no está preparada adecuadamente para hacer frente a una guerra cibernética y está rezagada con respecto a Estados Unidos y China, según revela hoy un informe.


El documento del Centro Australiano para la Ciberseguridad (ACSS, siglas en inglés) insta a Australia a “ponerse al día rápidamente en sus capacidades de seguridad militar en la era de la información”.

También alerta de que la respuesta australiana a las amenazas que han surgido en el ciberespacio han sido “lentas y fragmentadas”, de acuerdo con el informe, citado por la cadena local ABC.

Australia se ha apoyado en Estados Unidos para cubrir sus necesidades de seguridad los últimos 60 años, pero este apoyo sería limitado en el caso de una ciberguerra a pesar de que el país oceánico pertenece a la alianza Cinco Ojos.

Este grupo es una alianza de no espionaje mutuo formada en 1946 entre EE.UU., el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

“La dependencia que potencias medianas como Australia tiene de Estados Unidos para una disuasión ampliada no tendría tanto impacto en el ciberespacio como en las operaciones cinéticas”, dijo el representante de la ACCS, Greg Austin.

Otro informe de la ACCS advierte de que la Fuerza Australiana de Defensa no ha hecho lo suficiente para poner a prueba su capacidad para defenderse de ataques cibernéticos contra los sistemas de armamento.

El informe del capitán retirado Keith Joiner indica que la preparación de Australia está unos seis años por detrás de los Estados Unidos mientras que China está en una buena posición para desarrollar las cibermilicias más organizadas y poderosas del mundo.

“En consecuencia, las fuerzas armadas australianas estarían ciegas a las vulnerabilidades operacionales de sus principales sistemas complejos y plataformas frente a los ciberataques”, enfatizó Joiner. (1)EFE