Autoridades Arizona creen captura del Chapo Guzmán no reducirá cruce drogas

3467_NpAdvSinglePhotoPhoenix (EEUU), 9 ene (EFEMEX).- Autoridades de las comunidades del sur de Arizona, uno de los principales corredores del Cartel de Sinaloa, estimaron hoy que la captura de Joaquín “el Chapo” Guzmán en México no cambiará la dinámica del tráfico de drogas por esta parte de la frontera.

“El arresto del Chapo no cambiará en nada el serio problema que tenemos con el cruce de drogas en nuestra frontera”, aseguró hoy a Efe el alguacil del condado Maricopa, el polémico Joe Arpaio.

Arpaio recordó que ya cuando “el Chapo” se hallaba en prisión por segunda vez, desde febrero de 2014, los narcotraficantes seguían usando la frontera para el transporte de drogas.

De hecho, las autoridades federales y estatales adjudican al Cartel de Sinaloa la autoría de la mayoría de narcotúneles que se han descubierto en los últimos años en la frontera entre Arizona y México.

Crítico de que el Chapo se haya convertido en una suerte de “celebridad”, el alguacil considera que el narcotraficante debe pagar su condena en México, ya que en EE.UU. tendría un “mejor trato del que se merece”.

“Aquí estaría comiendo carne y viendo televisión. Déjenlo que se quede en México, siempre y cuando sea tratado como cualquier otro reo y no tenga tratos especiales”, enfatizó Arpaio, quien en su momento fuera un agente de la DEA destacado en la Ciudad de México.

Por su parte, el alguacil del condado Pinal, Paul Babeu, dijo a Efe que sí apoya la extradición de Guzmán a EE.UU, ya que debe responder a las autoridades de este país por los delitos cometidos, y sería además una especie de garantía de que no se escape otra vez.

“El Chapo es el líder del Cartel de Sinaloa, una organización que es la principal responsable del tráfico de drogas en Arizona y EE.UU., y claramente continúa y continuará tendiendo una fuerte influencia dentro de esta organización delictiva”, afirmó Babeu.

Joaquín “el Chapo” Guzmán, prófugo después de huir por segunda vez de una prisión de máxima seguridad, fue recapturado ayer tras un operativo de las fuerzas de seguridad mexicanas en la ciudad sinaloense de Los Mochis.

De 58 años y uno de los criminales más buscados del mundo, Guzmán estuvo menos de seis meses fuera de la cárcel, de la que había escapado el 11 de julio pasado por un túnel de 1,5 kilómetros entre su celda en el penal del Altiplano (estado central de México) y una casa a medio construir.

Una vez conocida la noticia de su captura, el Gobierno de EEUU recordó que su práctica habitual es pedir la extradición de individuos que, como el narcotraficante, enfrenten cargos en el país y sean detenidos en otro. EFEMEX