Autoridades entregan nueva plaza a habitantes de Torremolinos

En una ceremonia encabezada por el síndico municipal José Lorenzo Natera, en representación de la alcaldesa Leticia Herrera, se efectuó la entrega oficial de la Plaza Torremolinos.

Presentes en el presidium estuvieron el subsecretario de Gobierno en La Laguna de Durango, Manuel Ramos Carrillo, la regidora Belem Rosales Alamillo, y el director de Obras Públicas y Urbanismo de la administración municipal, Fernando Uribe Novella. Este último fue el encargado de precisar las características de la obra en cuestión y los recursos aplicados en la misma.

Explicó que se trata de un espacio muy solicitado por habitantes del sector, que se encontraba muy desatendido por varios años y para el cual la presidenta Leticia Herrera gestionó el apoyo del Gobierno Federal, entonces encabezado por Enrique Peña Nieto, al cual se destinaron poco más de 2.5 millones de pesos del programa de Rescate de Espacios Urbanos, de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) programa hoy desaparecido.

Por lo anterior es que señaló que esta es una de las últimas obras que se ejecutan para el beneficio de los habitantes de Gómez Palacio en materia de rescate de espacios urbanos como plazas y áreas verdes.

Ahí explicó que se realizaron trabajos que implicaron el trazo de camellones y áreas verdes, arborización, instalación de luminarias, construcción de un área de picnic, colocación de sistema de riego, además de juegos infantiles y área para la práctica de ejercicio para personas adultas.

Al hacer uso de la voz en representación de la alcaldesa, José Lorenzo Natera confió a los presentes la recomendación que le hizo personalmente Leticia Herrera: “Que la cuiden mucho, por favor”. Esto apenas unos minutos antes del corte de listón inaugural de una plaza, que fue recibida con emoción y gratitud, como lo expresó Rosa María Ramírez, en representación de los vecinos.

Cabe mencionar que la plaza beneficia a aproximadamente 1,500 personas y con este espacio de convivencia familiar se espera incidir positivamente al abatimiento de problemáticas diversas como en pandillerismo, las adicciones y la delincuencia, para dar lugar a actividades deportivas y culturales.