Autoridades peruanas decomisaron 10.398 animales del tráfico ilegal en 2017

Andina

Lima, 13 jun (EFE).- Más de mil operativos contra el tráfico ilegal de fauna silvestre en Perú permitieron en 2017 el decomiso de 10.398 animales, entre vivos y muertos, que iban a ser comercializados en forma ilegal, informó hoy el ministerio peruano de Agricultura.

Los animales silvestres más traficados en Perú son la rana acuática jaspeada (Telmatobius marmoratus), especie endémica del lago de Junín, y la rana del lago Titicaca (Telmatobius culeus), especie originaria del lago más alto del mundo, que Perú comparte con Bolivia.

Entre las aves figuran el perico de ala amarilla (Brotogeris versicolurus) y el botón de oro (Sicalis flaveola).

Asimismo, entre los reptiles están la tortuga taricaya (Podocnemis unifills) y la tortuga motelo (Chelonoidis denticulata); y, en mamíferos, el mono fraile (Saimiri macrodon) y el mono machín (Sapajus macrocephalus), informó la Directora de Gestión Sostenible del Patrimonio de Fauna Silvestre del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), Jessica Gálvez-Durand.

Las principales rutas del tráfico ilegal de fauna silvestre son la carretera Panamericana Norte que conecta las regiones de Lambayeque, La Libertad, Piura y Tumbes; la Carretera Longitudinal de la Sierra Central entre las regiones de Ancash, Huánuco, Junín y las ciudades de Tarma y La Oroya.

Igualmente, la Carretera Longitudinal de la Sierra Sur (Cusco, Ayacucho, Ica) y la Panamericana Sur que une las regiones de Arequipa, Moquegua y Tacna, en la frontera con Chile.

Las principales vías fluviales identificadas son los ríos Tigre y Pastaza; los ríos Marañón y Amazonas; el río Madre de Dios y el Ucayali.

Entre las rutas aéreas se identificó las de Maynas a Iquitos en la selva norte; de Purús, Sepahua y Atalaya a Pucallpa en la selva central; y de Tahuamanu y Tambopata a Puerto Maldonado en la selva sur del país.

Las autoridades de SERFOR informaron que Lima es la ciudad de destino final a nivel nacional, tanto para la demanda nacional, como para enviar animales silvestres vivos, disecados, o en partes, al extranjero.

De un total de 168 intervenciones en el aeropuerto Jorge Chávez, el puerto del Callao y las principales carreteras en Lima, las autoridades decomisaron 1.516 animales silvestres, la mayoría de ellos muertos o disecados, indicó la fuente oficial. EFE