Auxilia la DMSP a ciudadanos ante contingencia por lluvias

Toda la fuerza operativa de la Dirección Municipal de Seguridad Pública participó en la contingencia suscitada por las intensas lluvias, auxiliando a una cantidad importante de ciudadanos, ya sea que se quedaron varados en sus automóviles, ayudaron a cruzar calles inundadas e inclusive sacaron a algunas familias de sus hogares que se vieron afectadas, se realizan recorridos en el medio rural.

Todo el personal de Policía Preventiva y Policía Vial que se encontraba en activo el pasado martes fue activado en este operativo especial de contingencia y se reforzó la vigilancia en los diferentes poblados que se encuentran cerca de los cauces de los ríos El Tunal y la Sauceda para atender cualquier emergencia.

El Lic. Óscar Galván Villarreal, director municipal de Seguridad Pública, informó que en cuanto se intensificaron las lluvias de inmediato se inició el operativo correspondiente en coordinación con las demás corporaciones y direcciones de este Gobierno Ciudadano.

Se tiene el caso particular suscitado en el fraccionamiento Huizache, sobre el andador Acolhuas, donde se rescataron tres personas que se quedaron atoradas dentro de un taxi, el cual se descompuso y la calle estaba inundada.

También fue un número indeterminado de vehículos varados y se trasladó a gente a lugares donde pudieran transitar o ya cerca de sus domicilios.

Los asentamientos donde se tuvieron mayores problemas fueron: fraccionamientos Nuevo Durango, Real Victoria, Los Viñedos. Hogares del Parque; las vialidades que se vieron más afectadas fueron Primo de Verdad, General Tornel, Calle Talpa, Circuito Interior, calle Yucatán,  avenida 20 de Noviembre y Heroico Colegio Militar, bulevares Dolores del Río, Domingo Arrieta, Armando del Castillo, en el vado de La Virgen, prolongación Pino Suárez, calle Factor, calle Uxmal, el crucero de Nazas con Canelas generó problemas, entre otros puntos, sin dejar de lado algunas calles de la zona Centro como Pino Suárez a la altura de Independencia, Hidalgo y Zaragoza.

Se procedió a cerrar algunas calles que estaban inundadas, para evitar que vehículos se arriesgaran a parar por las mismas con la posibilidad de quedar varados, así como el acordonamiento de zonas donde se ubican construcciones a punto de colapsar, como sucedió en calle Salvador Nava a la altura de calle Porras.