Avanza donación de sangre en Durango

Aunque todavía no se cumplen las metas establecidas a nivel mundial en cuanto a la donación de sangre, en la entidad cada vez se va dando un poco más, en el último mes se logró que 181 personas acudieran a donar de manera altruista y no por reposición, que es generalmente como se da, indicó Heriberto Andiola Galván, director del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea.

El objetivo que se estableció por la Organización Mundial de la Salud (Oms) es que para el 2020 todas las donaciones sean al cien por ciento altruistas, por lo que se tiene un gran trabajo que hacer.

La mayor parte de la gente que acude a realizar esa donación, es porque se tiene que hacer la reposición de sangre que ya se le dio a un familiar o amigo por algún tratamiento o intervención médica, es poca la gente que lo hace de manera desinteresada. Son de 500 a 600 unidades que se obtienen por mes, por reposición.

Por el momento se han llevado pláticas de concientización a las empresas, universidades y escuelas de nivel preparatoria, para que los jóvenes que cumplan su mayoría de edad, tengan la cultura de la donación.

A las personas que acuden por reposición, se les hace el llamado para que también lo puedan hacer después de manera desinteresada, y no se dé la situación de que el enfermo este esperando la sangre, sino que esté lista para cuando se requiera.

Manifestó que en otros años, se tenía solo 1 o 2 donadores por mes, y de acuerdo al último corte de julio-agosto se tuvieron 181 en un mes, cantidad que se considera buena, sin embargo sigue siendo por debajo de la media.

En el 2016 se tenía el 1.1 por ciento de donación altruista, y en la actualidad se tiene un 18 o 20 por ciento, por lo que se siguen haciendo esfuerzos para que cada vez sea mayor.

Detalló que sigue siendo delicado el tema de querer adquirir dinero a cambio de su donación, pues las personas pueden mentir en el cuestionario que se les hace, y eso afecta directamente al paciente que va a recibir esa sangre.

La sangre que se dona es analizada para determinar descartar Sida, Sifilis, Hepatitis C y B, brúcela, entre otras, pero se reconoce que esas enfermedades tienen periodos de incubación donde todavía no son detectables.