Bachelet insta a no bajar la guardia en defensa de derechos humanos

La Tercera

México, 7 ago (EFE).- La expresidenta chilena Michelle Bachelet dijo hoy en México que el respeto y la promoción de los derechos humanos debe ser una tarea permanente ante la que no se puede “bajar la guardia”.

“Una y otra vemos con dolor que en este tema no podemos bajar la guardia”, alertó Bachelet, quien acudió este martes a la sede de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el sur de la capital, donde impartió una conferencia en el contexto de la Cátedra por los Derechos Humanos y la Paz “Alfonso García Robles”.

“Hay una responsabilidad compartida. No es solo el Estado el que tiene responsabilidades en la protección de derechos humanos; consagrar una cultura de respeto y promoción de derechos humanos es una tarea permanente”, dijo Bachelet en su intervención.

“Lo peor que podemos hacer como sociedad es pensar que es una batalla ganada. Una y otra vemos con dolor que en este tema no podemos bajar la guardia”, añadió la expresidenta (2006-2010 y 2014-2018).

Señaló que en América Latina y el resto del mundo persisten violaciones sistemáticas a derechos humanos como el acceso al agua potable y la libertad de expresión y destacó problemas como los asesinatos de defensores de derechos humanos.

“En definitiva, nuestro desafío compartido es llevar adelante acciones que hagan posible que haya más verdad, justicia y reparación que garanticen un compromiso con los derechos humanos”, apuntó.

Por otra parte, enfatizó que el ejercicio de la democracia es un buen camino para la construcción de los derechos humanos.

“Por mucho que perfeccionemos instrumentos jurídicos o hagamos muy buen trabajo con la comunidad internacional, nada reemplaza el trabajo cotidiano de dar forma a una convivencia respetuosa del otro, y eso es y será siempre, la democracia”, expresó.

“Otra cosa es que la democracia no sea perfecta, pero como sistema es el único que de verdad confía al pueblo soberano la posibilidad de plantearse nuevas preguntas y producir nuevas respuestas, acordes con las necesidades de cada tiempo”, comentó.

Dijo que por experiencia propia sabe que la democracia “es un régimen imperfecto en su función” por lo cual “debe ser actualizado y profundizado”.

“La fortaleza de nuestra democracia es un patrimonio común, que a cada uno de nosotros nos corresponde cuidar”, finalizó. EFE