Bach:”Hay que trabajar mucho antes de tener pruebas de corrupción y castigar”

Lima, 15 sep (EFE).- El presidente del COI, el alemán Thomas Bach, defendió este viernes la postura del organismo de no sancionar a sus miembros investigados por presunta corrupción en tanto no dispongan de pruebas o decisiones judiciales que, advirtió, requieren “mucho trabajo” previo.

“Ninguna organización deportiva puede investigar las cuentas corrientes”, puso como ejemplo de la dependencia del COI de otras instancias.

Bach, que ofreció una conferencia de prensa para poner fin a la asamblea que el COI ha celebrado en Lima, negó que el Comité sea pasivo en la persecución de la corrupción.

“El presidente de la Comisión de Ética fue claro en su informe a la asamblea: para tomar medidas se necesita un proceso justo. No podemos imponer sanciones si no hay evidencias para hacerlo”, afirmó.

En vísperas de las reuniones de Lima la fiscalía brasileña abrió una investigación al presidente del comité olímpico brasileño, Carlos Nuzman, exmiembro del COI, por presunta compra de votos en la adjudicación de los Juegos de 2016 a Río de Janeiro.

Otros representantes olímpicos como el irlandés Patrick Hickey o el namibio Frank Frederick están también asociados a irregularidades.

“Yo fui miembro de la comisión que investigó los casos de Salt Lake City”, dijo Bach respecto al escándalo de compra de votos que sacudió al COI en 1999, “y estuvimos trabajando varios meses para establecer pruebas y tomar medidas. No hubo sanciones tras la primera noticia que apareció en prensa”.

Respecto a otras sanciones, las que le esperan al deporte ruso si se verifica su implicación en el dopaje sistemático, Thomas Bach dijo que también ahí están pendientes de los resultados de las investigaciones para decidir sobre la participación de ese país en los Juegos de invierno de PyeongChang, el próximo febrero.

“La admisión por parte de Rusia” de las prácticas de dopaje “no serviría para barrer todo lo anterior, quizá solo para mitigar” el castigo, aseguró el presidente.

La confianza en que esos Juegos, por otra parte, se disputen en paz pese a los ensayos armamentísticos de la vecina Corea del Norte “sigue siendo exactamente la misma”.

“Lo último que quiere hacer el COI es participar en conversaciones sobre armas nucleares. Nos concentramos en nuestros contactos bilaterales con los gobiernos y comités nacionales y por supuesto hacemos un llamamiento a que prevalezca la diplomacia”, señaló Bach.

“Esperamos que se resuelva la situación”, expresó.

En relación también con esos Juegos dijo que “es difícil entender la posición de la NHL” de no dejar participar a los profesionales del hockey sobre hielo.

“Quisiera que algunos propietarios de clubes mostrasen aprecio por sus jugadores, porque para ellos ir a los Juegos significa algo realmente increíble, la cima de su carrera deportiva”, manifestó.

Thomas Bach volvió a calificar de “histórica” la doble adjudicación a París y Los Ángeles de los Juegos de 2024 y 2028, pero no sabe si podrá repetirse en el futuro una medida similar.

“No soy profeta”, respondió. “Hemos reformado el proceso de propuestas para 2026 (invierno) y no es una campaña abierta, sino un enfoque totalmente distinto. A ver cómo funciona, no será un sistema perfecto pero habremos avanzado. No sería útil tomar una decisión hoy sobre los Juegos de 2030 o 2032 sin ver qué sucede”. EFE