Baja incidencia de intoxicación por picadura de alacrán o mordedura de arácnidos

La Secretaría de Salud en el Estado fomenta la cultura de la atención médica oportuna, la prevención y la no automedicación en los casos de picadura de alacrán y mordedura de araña.

El Secretario de Salud en el Estado, César Franco Mariscal, explicó que cotidianamente se recorren las zonas más susceptibles para detectar la presencia del alacrán u otros arácnidos, ya que es necesario orientar a la población sobre los cuidados que eviten la anidación de bichos.

No obstante, con base a los registros recopilados anualmente, Durango se ubica como el tercer estado con un importante número de picaduras de alacrán, antecedido por Guanajuato y Jalisco, ya que tan sólo en el 2015, Guanajuato registro 25 mil picaduras de alacrán y 8 decesos, Jalisco 19 mil picaduras y 5 decesos, pero Durango no superó los 7 mil casos sin decesos, dado la atención oportuna.

En cuanto a las cifras estatales, en este año se han atendido a mil 889 pacientes por picadura de alacrán y 249 mordeduras de araña, de los cuales el mayor porcentaje se registra entre los 25 y 44 años o edad productiva, siendo las zonas más susceptibles a la reproducción de arácnidos los municipios de Durango, Súchil, Pueblo Nuevo, Vicente Guerrero y el Mezquital.

Es por ello que se exhorta a los duranguenses a revisar constantemente los techos, sobre todo los elaborados con madera; detrás de los cuadros, debajo de las macetas, entre la ropa y zapatos, evitar la acumulación de cacharros, así como revisar constantemente el material de limpieza como escobas y trapeadores, o instrumentos de trabajo principalmente de las personas que laboran en la construcción.

En caso de picadura o mordedura, es importante acudir de manera inmediata a los centros especializados para recibir la atención médica, pero sobre todo evitar los remedios caseros, ya que al utilizar estos métodos sólo se pone en riesgo la vida del paciente, sin que haya resultados certeros.