Bajan llamadas falsas al 911

  • A partir de que ya están tipificadas como un delito

Por: Martha Medina

Una vez que las llamadas en falso a los servicios de emergencia fueran tipificadas como delito, durante los últimos meses se registró una disminución cercana al 40 por ciento en la entidad, informó José Luis Amaro Valles, subsecretario de Prevención Social de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

Al referirse a la situación que se presenta actualmente con respecto a las llamadas en falso que se atienden en el 911, el funcionario manifestó que aunque se trata de una situación que aún se presenta en el número telefónico para los servicios de emergencia en la entidad, en lo que va del año se observó una tendencia a la baja, en comparación con el comportamiento que se presentó en años anteriores.

Agregó el funcionario que actualmente las llamadas telefónicas de broma a los servicios de emergencia constituyen un delito que se sanciona hasta con 2 años de cárcel y más de 20 mil pesos de multa que se aplican a quien resulte responsable, aunque agregó que en el caso de que se haya dado el despliegue de las fuerzas de seguridad a causa de esta situación, la sanción se incrementa en un 30 por ciento, con respecto  a lo que establece la ley.

Debido a estas modificaciones que se aplicaron a la legislación local, se presentaron 22 mil denuncias por esta causa ante la Fiscalía General del Estado, donde se integra el mismo número de carpetas de investigación, pues se procederá legalmente contra quienes realizaron estas llamadas, pues se detectó que fueron realizadas de 22 números telefónicos, por lo cual se espera que, de acuerdo al resultado de las investigaciones que se realizan en estos momentos, se apliquen sanciones a quienes incurrieron en esta práctica que constituye un delito, o bien cuando se trate de menores de edad, entonces el castigo será para los padres de familia o tutores.

Puntualizó el subsecretario que con estas medidas se buscar sancionar una conducta que puede ocasionar problemas, no solamente porque implica distraer a los cuerpos de seguridad y los de auxilio médico de atender casos de emergencias reales, por una broma que puede causar afectaciones a personas que requieran ayuda, sino también por el costo económico que ello implica para las corporaciones que atienden estas llamadas.

Puntualizó que se espera que una vez que se apliquen las primeras sanciones como resultado de las demandas que se presentaron, se registre una disminución más marcada de llamadas de broma en el número de emergencia que se tiene actualmente, de tal manera que la atención de las corporaciones de seguridad y de auxilio a la población puedan concentrarse en atender solicitudes de ayuda reales.