Banca en línea continúa en ascenso entre los mexicanos

Foto: UnoCero

Foto: UnoCero

México, 13 Ene (Notimex).- El manejo de las fianzas a través de medios electrónicos es cada vez más común en la sociedad mexicana y no sólo por los llamados millennials sino también por otras generaciones.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en el último semestre los millennials, aquellos de entre 21 a 33 años, se sitúan como los de mayor preferencia en los usos de servicios móviles.

En el artículo “Cuentas en mano” publicado en la revista “Proteja su dinero” de la Condusef, se informa que de dicha generación, 49 por ciento revisa su estado de cuenta del banco o alguna transacción reciente online; 47 por ciento, paga facturas y 20 por ciento hace trasferencias bancarias.

En tanto, la generación X, personas de entre 35 y 49 años se coloca en segundo sitio en el uso de la banca móvil; seguida de los Baby Boomers, personas de entre 50 y 64 años; posteriormente está la generación silenciosa, conformada por personas mayores de 65 años, y el último lugar la generación Z, cuyos miembros tienen entre 15 y 20 años.

Respecto a la seguridad bancaria en dispositivos móviles, la generación silenciosa es la más preocupada por los riesgos de hacer movimientos financieros por Internet con 59 por ciento.

En segunda posición están los Baby Boomers con 58 por ciento; la generación X se coloca en tercer sitio con 55 por ciento; los millnennials en cuarto lugar con 50 por ciento y la generación Z en el último lugar con 40 por ciento.

En lo que respecta a los usuarios que emplean el banco en línea, 59 por ciento de los millnennials usan este servicio; 26 y 23 por ciento de la Generación X y Z, respectivamente; 14 por ciento de los Baby Boomers y 6.0 por ciento de la generación Silenciosa.

La institución señala que aunque cada generación utiliza la tecnología de diferente forma, la estadística muestra que a corto plazo su uso aumentará, pues la creación de aplicaciones sencillas podría hacer que cada vez más sectores se involucren en los servicios de la banca electrónica.