Banco ANZ despide a 200 empleados por malas prácticas en Australia

ABC

Sídney (Australia), 12 oct (EFE).- El director ejecutivo del Banco ANZ, Shayne Elliott, informó hoy de que la institución despidió a 200 empleados por malas prácticas en Australia, incluidos varios altos ejecutivos, a raíz de las irregularidades investigadas por una comisión oficial.

“En el pasado, el ANZ no se ha centrado lo suficiente en responsabilizar a los ejecutivos por los errores que han dañado a los clientes”, dijo Elliot ante un comité parlamentario al informar de los despidos ocurridos en los últimos meses.

El máximo responsable de uno de los cuatro principales bancos de Australia compareció dos semanas después de conocerse el informe interino de la Comisión Real que investiga al sector financiero, que concluyó que los abusos a clientes fueron producto de la avaricia de los bancos y otras instituciones.

El informe de la comisión, puesta en marcha a finales del año pasado, subraya que los bancos soslayaron “los estándares básicos de honestidad” mediante el cobro de servicios que no prestaron a sus clientes, incluso fallecidos, la intimidación a personas vulnerables, además de manipular información, entre otras acciones.

“Fue vergonzoso y contraproducente”, insistió Elliot, quien aseguró que ANZ ha llevado a cabo varios cambios para recuperar la confianza de sus clientes, lo que incluye que sus altos ejecutivos asuman la responsabilidad por los errores.

“Hay más transparencia, pero aún hay mucho trabajo que hacer”, agregó.

Anteriormente, el director ejecutivo del Banco Commonwealth, Matt Comyn, y el de Westpac, Brian Hartzer, admitieron que sus instituciones se demoraron demasiado para hacer frente a las malas prácticas destapadas por la comisión que los investiga.

El jefe del Banco National Australia, Andrew Thorburn, comparecerá el próximo viernes ante la comisión parlamentaria.

La Comisión, que ha recibido miles de denuncias, continuará investigando la conducta de estas instituciones y con sus rondas de audiencias públicas con vistas a la elaboración de su informe final, que prevé publicar el 1 de febrero de 2019. EFE