Banco de México reduce expectativa de crecimiento pese a acuerdo por el TLCAN

México, 29 ago (EFE).- El Banco de México redujo hoy su expectativa de crecimiento económico para 2018, que hasta ahora mantenía entre el 2 % y el 3 %, hasta un rango de entre el 2 % y el 2,6 %, a pesar del preacuerdo entre México y Estados Unidos para renovar el tratado de libre comercio.

Asimismo, en su informe trimestral realizado entre abril y junio, la institución revisa el intervalo de crecimiento esperado para 2019 de un rango de entre el 2,2 % y el 3,2 % a uno de entre el 1,8 % y el 2,8 %.

El Banco de México celebra que el preacuerdo anunciado esta semana entre México y Washington sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al que falta incorporar a Canadá, “contribuye a reducir la incertidumbre que ha venido enfrentando la economía mexicana”.

Sin embargo, la institución revisa sus previsiones a la baja porque “es posible que se observe un incremento en las tensiones comerciales a nivel mundial, mayores tasas de interés externas y un dólar fuerte” en los próximos meses.

También señala que “existe incertidumbre asociada al cambio de administración en el país”, luego de la victoria electoral del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien asumirá la Presidencia el 1 de diciembre.

Además, se prevé que “persista la debilidad que la plataforma de producción petrolera ha venido mostrando en los últimos años”.

En consecuencia, el Banco de México también redujo sus expectativas sobre la creación de empleo, que se incrementará entre 670.000 y 770.000 puestos de trabajo, en lugar del rango de entre 680.000 y 780.000 previstos en el último informe.

En el informe, el banco central mantuvo su objetivo de reducir la inflación hasta el 3 %, aunque admitió que este dato no se alcanzará hasta finales de 2020, corrigiendo el anterior informe en el que pronosticaba que se alcanzaría a finales de 2019.

El Banco de México también advirtió que a medio y largo plazo la economía mexicana puede verse afectada por el aumento de la inseguridad pública, la corrupción y la impunidad, que ahuyenta la inversión. EFE