Bancos chinos venden divisas valoradas en 466.000 millones de dólares en 2015

A pedestrian walks past a money exchange bureau with a board displaying the exchange rate of the U.S. dollar against the Chilean Peso, in downtown Santiago October 30, 2014.  REUTERS/Ivan Alvarado

A pedestrian walks past a money exchange bureau with a board displaying the exchange rate of the U.S. dollar against the Chilean Peso, in downtown Santiago October 30, 2014. REUTERS/Ivan Alvarado

Pekín, 22 ene (EFE).- La venta neta de divisas de los bancos chinos ascendió a 466.000 millones de dólares a lo largo de 2015, según los datos de la Administración Estatal de Divisas de China publicados hoy por el diario oficial China Daily.


La compraventa de divisas de las entidades financieras chinas entró en déficit el año pasado, con la tercera mayor venta neta de la que se tienen registros en el país, tras los superávit de 125.800 millones de dólares de 2014 y de 270.200 millones de 2013.

El déficit en el intercambio de divisas de los bancos se incrementó en diciembre hasta los 90.000 millones de dólares, frente a los 54.000 millones de noviembre, un aumento que las autoridades atribuyeron a la subida de tipos de interés de Estados Unidos.

Durante el mes pasado, los bancos chinos compraron divisas por valor de 140.000 millones de dólares, mientras que sus ventas se situaron en 230.000 millones, lo que arrojó un déficit al cierre del ejercicio de 466.000 millones de dólares.

La portavoz de la Administración Estatal de Divisas Wang Chunying aseguró que este déficit entra dentro de la “normalidad” como resultado del ajuste en la estructura de la deuda de las empresas tras la subida de tipos en EE.UU.

“Los riesgos del flujo de capitales transfronterizo son controlables en su conjunto”, señaló Wang.

Estas estadísticas agravan la preocupación sobre la fuga de capitales que se viene registrando en China desde finales de 2014 y que se aceleró en la segunda mitad de 2015 con la progresiva devaluación de su moneda, el yuan.

El banco central chino ha recortado los tipos de interés en seis ocasiones desde noviembre de 2014, lo que junto a las subidas registradas en Estados Unidos ha restado atractivo a las entidades chinas como destino de los ahorros.

La fuga de capitales ha llevado a la baja la cotización del yuan y ha obligado al banco central a deshacerse de parte de sus reservas de divisas, las mayores del mundo, para evitar una depreciación más acusada.

La reserva de divisas de China se redujo en 107.900 millones de dólares en el mes de diciembre, con lo que finalizó el año con 3,33 billones de dólares, un descenso del 13,2 % con respecto a los 3,84 billones de dólares que el país poseía a finales de 2014. (1)EFE