Baréin celebrará elecciones parlamentarias con la oposición proscrita

Manama, 10 sep (EFE).- El rey de Baréin, el jeque Hamad bin Isa al Jalifa, anunció hoy la celebración de elecciones parlamentarias y municipales el próximo 24 de noviembre, comicios en los que no podrán participar los partidos de oposición, que han sido proscritos.

La segunda vuelta de los comicios, en el caso de que sea necesaria, se celebrará el 1 de diciembre, según el decreto real.

Los bareiníes en el extranjero podrán votar en las embajadas y consulados cuatro días antes de las respectivas citas electorales y los candidatos podrán remitir sus solicitudes para participar en los comicios entre los próximos 17 y 21 de octubre.

Estas son las primeras elecciones parlamentarias celebradas en Baréin después de que el Parlamento aprobara una ley el pasado mayo prohibiendo la participación de los partidos de oposición.

La ley prohíbe ser candidato a los condenados a más de seis meses de prisión y a los miembros de partidos políticos disueltos, lo que afecta a las principales fuerzas opositoras, Al Wefaq, Waad y Amal, que han sido prohibidas después de participar en las revueltas de 2011.

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, criticó el pasado lunes la ley que veta la participación de la oposición en los comicios, durante su discurso en la apertura del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

“Los informes sobre la posible exclusión de ciudadanos de Barein de las próximas elecciones de la Asamblea Nacional son inquietantes”, dijo Bachelet en su discurso.

Bachelet también pidió la liberación de “todos los defensores de los derechos humanos que actualmente están detenidos arbitrariamente” y subrayó que hay “un gran número de casos” de personas a las que se ha revocado la ciudadanía bareiní.

El partido Al Wefaq tenía 18 diputados, casi la mitad de los 40 de la cámara baja, cuando decidió retirarse del Parlamento en 2011 en protesta por la represión violenta a las manifestaciones.

Desde entonces, Al Wefaq y el resto de partidos opositores han boicoteado las elecciones.

El legislativo de Baréin es bicameral, el Parlamento es elegido cada cuatro años en elecciones y los 40 miembros del Consejo de la Shura, la cámara alta, son designados por el rey.

Las autoridades de Baréin, pequeño país insular gobernado por una monarquía absoluta suní, ha reprimido duramente a la oposición después de las protestas en las que participó, en especial, la población chií, mayoritaria en el país. EFE