Bautizan a Renata Rosales Vela

  • Durante una bonita y familiar misa de acción de gracias

Una misa llevada a cabo en el templo de Santa Ana y la Sagrada Familia fue por medio de la cual la hermosa Renata Rosales Vela recibió su primer sacramento, convirtiéndose así en nueva hija de Dios.

La pequeña fue encaminada hasta el altar por sus adorados padres los señores, René Rosales Machado y Aravela Vela Vizcarra, para recibir las aguas benditas, con las que ya forman parte de la fe católica.

Sus dichosos padrinos fueron Roberto Rosales Machado y Amada Centeno Quiñónez, quienes rodearon de apapachos a la pequeña bautizada y se comprometieron ante el Señor, a quien le prometieron estar siempre al pendiente de su ahijada y pidieron por su felicidad.

Durante la misa de acción de gracias el sacerdote celebrante comentó la gran responsabilidad que tienen ahora sus padrinos, ya que ellos serán quienes se encarguen de su formación católica durante el paso de los años.

Entre los presentes estuvieron sus adorados abuelitos, tíos y primos, los cuales halagaron a la hermosa Renata, y a quienes en todo momento se les notó emocionados por este bendito acontecimiento.

Ya bautizada en el Nombre de Dios, sus papás le organizaron un hermoso festejo en su honor a la pequeña Renata, este grandioso acontecimiento se llevó a cabo en el rancho “Santa Teresa”, al cual familiares y allegados acudieron puntuales e hicieron acreedora de bellos obsequios a la hermosa bebé.

Para los comensales no faltó un exquisito menú para deleitar su paladar, el cual se hizo acompañar de una gran variedad de refrescantes bebidas las cuales fueron preparadas para esta importante ocasión.

Las felicitaciones y buenos deseos se hicieron presentes en esta familiar celebración que tuvo como único fin compartir la felicidad y alegría que causó el recibimiento de las aguas del Jordán de la nueva integrante a la familia católica.

Fue un día lleno de felicitaciones para los Rosales Vela, que recordarán con mucha alegría, antes de finalizar el bonito festejo agradeció a todos los presentes por los buenos deseos y los bonitos obsequios que le otorgaron a su hermosa hija.

¡Enhorabuena!